4 pasos fáciles y sencillos para empezar a superar tu filofobia y miedo al compromiso

 

Si ahora mismo crees que tienes filofobia o miedo al compromiso, quiero decirte en primer lugar que todo en esta vida (o casi todo), tiene solución.

Y la filofoba es un transtorno que si lo procesas de forma correcta y das los pasos de una manera práctica e inteligente, puedes llegar a superarla en un tiempo relativamente corto (esto es abstracto y depende de cada persona).



Muchos me habéis preguntado consejos y cuáles son los primeros pasos que tienes que dar a la hora de afrontar este tipo de transtorno.

Y aunque ya os hice un Video-Curso resumiendo todo esto, he decidido hacer este post en el que vamos a ver 4 pasos esenciales, básicos y obligatorios que debes dar si quieres empezar el camino hacia la libertad emocional....una libertad en la que el miedo no está presente ( o puedes controlarlo a la perfección ).

Así que sin más rodeos, vamos a empezar.

Pero antes de empezar a ver los pasos, tenemos que tener claras ciertas cosas, y una de ellas es el concepto del miedo.

No voy a repetirte nuevamente lo que es el miedo y cómo se origina (puedes verlo perfectamente en este post), pero lo que si que quiero recordarte es lo siguiente:


  • El miedo se origina por una amenaza, por tanto...¿cuál es esa amenaza?.

Identificar las amenazas se convierte en algo primordial. Es como el calentamiento antes de empezar la carrera.

Si no lo haces bien, puede darte un "patatus" y quedarte sin aliento en mitad de ella.

¿Y cómo identifico esa amenaza?

Pues aquí si que entraremos en el primer paso: "Recrear"

Recrea una situación conflictiva


¿Y eso para qué?

Te explico: 

Tu mente no distingue entre realidad o ficción, por tanto, aquello que te imagines tendrá el mismo efecto que si lo estás viviendo en la vida real.

¿Que no te lo crees?

Imagínate a una chica (o chico) totalmente desnudo en plan sexy provocativo delante tuya.

¿A que te excitas y  tu cuerpo cambia?

¿Verdad que si?

¿Por qué si no lo estás viviendo en la vida real?

Porque a tu mente le da igual si es real o no, ya que no distingue entre esos dos conceptos.

Por tanto, al imaginarte una situación que te provoque miedo, estarás sintiendo y experimentando ese temor con la misma intensidad.

El trabajo que tienes que realizar, tendrás que hacerlo en tu mente, porque es el sitio donde se genera tus miedos.

Imagina esa situación de malestar, de miedo, de inseguridad y percibe todos esos detalles en tu mente como si fueran reales.

¿Para qué?

Para empezar con el segundo paso.



* Este video forma parte de mi Curso: "Cómo controlar cualquier emoción negativa paso a paso". ¿Te gustaría entrar en este Curso?. Te aseguro que te ayudará de forma increíble a que puedas superar tu filofobia y cualquier tipo de emoción negativa que estés experimentando. Además, podrás beneficiarte de un 65% de descuento. Ver más información aquí.

Experimentar e identificar la emoción que me provoca esa situación


Todo se reduce a que te preguntes a ti mismo: "¿Qué siento cuando estoy imaginándome esa situación?"

Es necesario que identifiques esa emoción que estás experimentando, y que le pongas nombre.

Muchas personas suelen tener problemas para identificar sus emociones, ya que tan sólo están habituadas a sentirlas y dejarse guiar por ellas, sin analizarlas ni sometarlas a juicio.

Pero eso tiene que acabar.

A partir de ahora tendrás que trabajar duro si quieres realmente que el miedo no te controle.

Y para ello, tienes que saber si lo que realmente sientes es miedo o por el contrario es otra emoción secundaria fruto de una emoción principal que no sabes identificar.

Por tanto, este paso se resume en que te digas a ti mismo qué sientes exactamente cuando revives en tu mente esa situación conflictiva y difícil.

Ponle nombre y escríbela.

Y entonces podrás pasar al siguiente paso.


Definir tu estado mental



Este paso suele ser de los más difíciles, y uno de los que más les suele costar a las personas de poner en práctica.

Hay algo que tienes que grabarte a fuego en tu cerebro: "Si intentas resolver un problema bajo el mismo estado mental que ese problema te genera, nunca podrás encontrarle solución alguna".

Es decir, si tratas de controlar el miedo adoptando una actitud miedosa, tus esfuerzos serán en vano.

Nunca alcanzarás tu objetivo.

Por tanto, ¿qué tienes que hacer?.

Salir de ese estado mental.

Ya...seguro....¿Y cómo se hace eso?

Pues en primer lugar, y antes de que hagas nada estúpido, tienes que identificar cuál es ese estado mental.



Y te digo esto porque no puedes imaginarte la cantidad de personas que quieren cambiar su forma de pensar, sin saber antes qué piensan.

¿Estamos locos o qué?

¿Pretendes cambiar algo sin saber lo que tienes o eres ahora mismo?

Pues si, la mayoría camina en ese sentido (y luego se sorprenden cuando fracasan).

Entonces, para centrarnos, lo que quiero que hagas en este punto es definir qué piensas cuando estás bajo el efecto de esa emoción.

Simple y sencillo.

Eso te ayudará a definir cuál es tu estado mental y poder cambiarlo en los pasos sucesivos que ya iremos viendo.

Si intentas cambiar cosas sin saber qué cosas son, la pifiarás de forma increíble.

Por tanto...responde a esta pregunta: "¿Qué se me viene a la cabeza cuando estoy bajo el efecto del miedo'".

Y ahora sí que podemos entrar en el último paso, nuestro comportamiento.

Definir tu comportamiento


Y este es el paso más sencillo.

¿Por qué?

Porque todo el mundo empieza por aquí, precisamente por lo último que debes empezar.

Es el más sencillo porque se ciñe a la realidad.

Tu comportamiento es algo que puedes ver y analizar, por tanto, te resultará sencillo decirme qué haces cuando estás bajo el efecto del miedo, ¿a que si?.

Pues en eso consiste este paso, en que definas tu comportamiento cuando estás bajo ese estado emocional.

¿Y para qué sirve esto?

Para definir un comportamiento determinado, ser conscientes de ese comportamiento y analizar la situación desde un punto de vista objetivo e imparcial.

Ten en cuenta que mientras más consciente seas de lo que te está pasando, mejor podrás controlar la situación.

Estos son los 4 pasos básicos y primordiales que tienes que dar para empezar a superar tu filofobia y miedo al compromiso, así como cualquier otra emoción negativa que quieras controlar.

Me podrás preguntar ¿para qué sirven todos estos pasos?

Pues tienen como única finalidad el definir quien eres bajo el efecto del miedo.

¿Y para qué sirve eso?

Para que dejes de ser esa persona.

Un gran error que comete casi todo el mundo es el querer cambiar, sin apenas conocer quienes son.

¿Sabes exactamente qué te está pasando, qué estás sintiendo, cómo te estás comportando y quien estás siendo cuando estás bajo el efecto del miedo?

¿Serías capaz de tener una visión de ti mismo cuando estás sufriendo directamente este comportamiento y esa forma de ser?

Probablemente no al 100%.

¿Y aún así quieres empeñarte en cambiar?

¿No sabes que en toda carrera, si no existe un punto de inicio y de partida, no existe ninguna meta?

¿Cuál es tu punto de partida?

¿Eres lo suficientemente consciente de quien eres bajo el efecto del miedo?

Aplica en primer lugar (y en este orden) estos 4 pasos, y podrás empezar a superar la filofobia y el miedo al compromiso de una forma eficaz e inteligente.


No hay comentarios:
Deja tus comentarios