Ayudando a un filofóbico, desde otro enfoque (el correcto)

Main Posts Background Image

Main Posts Background Image

lunes, 8 de junio de 2020

Ayudando a un filofóbico, desde otro enfoque (el correcto)



Hoy quiero traerte el testimonio de Belén, una chica que consiguió algo que hasta para ella era imposible... ¡¡Reiniciar correctamente una relación de pareja con una persona que tenía filofobia o miedo al compromiso!!




No todo es imposible, y tampoco todo se basa en el concepto de "ayuda" al que estamos acostumbrados.

Así que no me enrollo más y te dejo con sus palabras.

"Hace ya mucho tiempo que pasó el momento fatídico (por lo menos para mi) en el que estábamos en el cine como otras tantas veces que habíamos salido.

No sé porqué, pero yo sospechaba que esa noche no andaba todo bien. Lo noté tenso, algo frío y aunque tenía un carácter borde, pues sus borderías eran especialmente hirientes esa noche.

-¿Te pasa algo? 
- Bueno, no lo se, no estoy bien...cosas mías
- Pero qué te sucede
- He estado pensando mucho últimamente y creo que no estoy preparado para que tú y yo tengamos una relación más seria y seamos novios.


Mi corazón casi explota en ese momento y aparecieron por mi mente pensamientos tan contradictorios que me parecían subrealistas.

Ayer mismo habíamos estado hablando de irnos de vacaciones juntos (ambos somos médicos) y lo bien que lo íbamos a pasar.

Bueno, no quiero alargarme mucho contando algo que seguro que os es familiar. Esa noche discutí con él (cosa que luego descubrí que fue una auténtica pérdida de tiempo) y todo se fue enfriando.

Lo dicho...pasaron muchas cosas, pero seguro que en todos los artículos que hay en el blog de Antonio, os sonarán más que familiares.

Pues yo las repetí con un copia/pega, como una tonta que necesitaba comprobar que las cosas eran así.

Estuvimos 6 meses sin hablarnos y bueno, había algo dentro de mi que me decía que necesitaba hacer lo mejor posible y todo lo que estuviera en mis manos para saber si lo que pasó fue por algo en especial o porque simplemente no me quería.

Ya bajo la ayuda de Antonio, contacté con él con un mensaje simple para saber cómo estaba.

Estuvimos hablando esa noche 3 horas seguidas, como si no hubiera pasado nada (luego entendí que no era lo ideal al saltarme un poco las pautas ... ¡¡NO LO HAGÁIS!!).

Estuvimos después un tiempo reforzando la comunicación y ahí pude ver lo dependiente que yo misma era ante ciertas cosas.

Necesitaba que me prestara atención, necesitaba que si estaba en línea me contestara, me dijera algo en todo momento.

Me hervía la sangre cuando me decía que salía con sus amigos y a mi no me decía que quería salir conmigo.

En otras palabras, descubrí que mis carencias eran las que estaban impidiendo que pudiera tener una relación estable con él, cosa que acrecentaba sus miedos y le ponía en bandeja su huida.

Después de mucho esfuerzo, entendí que si yo cambiaba mi actitud, él cambiaría la suya.

Suena fácil, pero no lo es. Antonio se esforzó en que yo cambiara, no mi forma de ser, sino el enfoque que le doy a ciertas cosas.

Aprendí a no depender de lo que me daba...a que si me escribía bien, y si no pues no pasa nada...a que las pocas veces que salíamos, pues no hacerme expectativas.

Cada vez fui dependiendo menos de que me prestara atención y me iba sintiendo mejor conmigo misma, hasta un punto que llegó a asustarme pues me hizo cuestionarme si realmente lo quería o no, porque tampoco me daba gran cosa.

¿Sabes lo que pasó cuando empecé a cambiar yo mi forma de ver y trabajar las cosas con él? Pues que por si solas empezaron a cambiar.

Como él percibió que no le pedía tanto como antes, empezó a sentir algo de miedo y empezó a prestarme más atención, acrecentado por el miedo real de que quizás no tenía ya mi atención como la tenía antes y que no le transmitía esos deseos como solía hacerlo con él en el pasado.

Todo eso hizo que en resumen, al final él empezase a tomar la iniciativa, y yo a sentirme normal y natural ante situaciones que así eran.... Todo empezaba a ir bien...de hecho fue él quien me pidió salir más...quien me dijo de que quería volver a intentarlo y yo le dije que ya lo iríamos viendo, que ahora no quería pensar en eso.

Después de un periodo de tiempo, acabamos siendo formalmente pareja, y él aceptando encantado esa realidad (nueva realidad) conmigo, cosa que me parecería impensable en mi pasado, pues me había llegado sin yo haberlo pedido, mientras que antes que ansiaba eso con todas mis ganas, pues no lo conseguía alcanzar.

Esta es mi historia a modo resumen de mi situación y el porqué tengo que agradecer a Antonio que me hiciera recapacitar sobre la importancia de cambiar el cómo enfocaba yo las cosas. (Ahora me alegro de haberte escrito ese whatsapp ese día)

Un saludo y espero que mi testimonio os sea de gran utilidad."




Bueno...como véis, no todo es imposible y si cambiamos nuestra actitud, podemos cambiar muchas cosas, no solo nuestro bienestar emocional, sino también los problemas de otra persona, entre ellos el miedo o la inseguridad emocional.


4 comentarios

  1. A ver, todo esto esta muy bien, pero de lo que ella esta hablando aquí es mas profundo de lo que parece.
    Una persona que primero (ella), se ha permitido pasar por un proceso de duelo (de perdida de la relación) de 6 meses, vale?, no estamos intentado ser amigos a los 2 días, ni a las 2 semanas porque no se puede de una manera autentica y te ven venir de lejos.
    Luego, ella ha ido trabajando sobre su propio estilo de apego que inicialmente era ansioso, lo cual hace que todo lo que el haga o no haga le afecte a ella emocionalmente, ella aprende a:
    1 auto consolarse
    2 autoabastecerse emocionalmente
    3 observar y corregir su propio patrón de comportamiento ansioso
    4 Eliminar posibles creencias limitantes internas acerca de las relaciones o a no generarse expectativas.
    Lo que ella hace es llegar a ser emocionalmente autosuficiente, de manera que las idas y venidas de el no le afecten, esto es un trabajo enorme de autogestion emocional que ella trabaja dentro de la relación, lo cual le sirve como entrenamiento practico.

    La magia se produce cuando el, ve que ella no le necesita en absoluto, que era parte del problema de el, debido a su autoestima no se veía con ella por no verse capaz de cumplir expectativas, pero no hay expectativas y ella ahora muestra un tipo de de apego seguro, así que el se va librando a su vez de creencias y expectativas y probablemente sus inseguridades y miedos van disminuyendo hasta que su propio apego se vuelve mas seguro...

    Yo veo fundamental que se aclare que antes de ayudar a la persona evitativa, uno debe trabajar sobre si mismo a nivel de autocontrol emocional ya sea dentro o fuera de la relación y esto no es nada fácil porque hay mucho patrón subconsciente tomando el timón, personalmente no me gusta que las necesidades emocionales, etc, se enfoquen como "carencias", como si fuese algo malo, todos los de apego inseguro tenemos necesidades que no hemos aprendido a suplir porque no se nos ha ensenado de pequeños, especialmente si venimos de una familia disfuncional.
    En mi opinión es un concepto abstracto que intento entender a día de hoy, como suplir esas necesidades no "carencias". El caso es convertirse en alguien emocionalmente auto suficiente de apego seguro (que mucha gente ignora cual es el estilo de apego de su pareja) y no es tarea fácil cambiarlo.
    Esta chica se merece un reconocimiento porque aunque la historia parece sencilla, es importante saber, cual es esa "magia" y como reproducirla.
    Bravo Belen! 👏🏻👏🏻👏🏻

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu aporte Sandra... tienes razón en muchas cosas de las que comentas.Un abrazo.

      Eliminar
    2. Hola Sandra,
      Tienes muchísima razón en todo lo que dices, me siento totalmente identificado en tus comentarios. La historia de Belen, que está muy pero que muy resumida, muestra lo que ciertamente acentúas tú en tu observaciones, y no es otra cosa que el gran trabajo personal que uno mismo ha de hacer para llegar a ese estado de no “dependencia” emocional que una persona con ese problema de inseguridades y miedos te genera de forma inconsciente y se te mente en tu interior casi sin darte cuenta, y que realmente hace que la puedas ayudar…

      Yo, llevo mucho tiempo ayudando a una mujer con miedo al compromiso, tuve que descubrir, gracias a Antonio, que mi realidad real, nada tenía que ver con la que creía que estaba viviendo, que mis pensamientos casi siempre te apartan del presente, que no los has de eliminar, pero si saberlos gestionar de la forma correcta. En el fondo, me hice consciente que mi inteligencia emocional brillaba por su ausencia, que mi gestión emocional era prácticamente nula. Por otro lado me tuve que dar cuenta a base de caídas, que la persona a la que tanto amaba, era un ser lleno de inseguridades, de miedos y que tenía su autoestima por los suelos, cuando ella me había querido hacer ver todo lo contrario.

      Lo que más me ha costado ha sido precisamente ese trabajo incansable en mí mismo, en entender mis carencias, en saber gestionar mi realidad, en descubrir una premisa que Antonio siempre repite y es cierta como la vida misma, “si tu cambias, las personas que te rodena cambiaran. Por el contrario si tú repites lo que ya hiciste en el pasado, este se repetirá sin remedio”.
      Solo tengo palabras de agradecimiento hacia una persona increíble, que te hace chocar cuando es necesario, pero que a la vez se identifica con tus problemas y que sabes que siempre está ahí…

      A día de hoy me siento orgulloso de todo lo que he aprendido, lo que he mejorado como persona, de cómo se aplicar lo que Antonio me ha enseñado, como por ejemplo la comunicación, el saber escuchar, el saber identificarte y al final dar mi opinión, como se aplicar un concepto tan importante como es el de la ASERTIVIDAD y tantas y tantas cosas.

      Muchísimas gracias por todo Antonio

      Eliminar
  2. Qué gran testimonio, felicidades a Belen y a ti también Antonio
    Tengo 2 preguntas: Antes de que él le dijera a ella que él quería volver a intentarlo, le dijo a él en un momento dado algo como "“¿Y quien te ha dicho a ti que yo quiero tener una
    relación de pareja contigo?” o bien "he quitado de mi
    mente el concepto de tener una relación de pareja contigo"?
    Ella lo empezó a contactar a él antes con cierta regularidad, un día sí dos no por ejemplo tratando de llevar ella misma el control?

    ResponderEliminar

Error 404

The page you were looking for, could not be found. You may have typed the address incorrectly or you may have used an outdated link.

Go to Homepage