¿Es la filofobia una enfermedad?

 

Muchos me preguntan si la filofobia es o no una enfermedad y cómo está catalogada.

La filofobia es un estado en el que una persona empieza a asociar las relaciones de pareja con una amenaza que les provoca miedo.

Identificar este tipo de amenazas es de vital importancia a la hora de tratar de superar este problema.




Una enfermedad queda definida como la alteración fisiológica de tu cuerpo por algo que repercute en el equilibrio natural de este y que tiene unas reacciones previsibles y conocidas.

Los transtornos, normalmente no son considerados como enfermedad.

Y casi todo lo que conlleva una alteración de nuestro cuerpo a causa de nuestra mente, pues tampoco debería considerarse como tal.

Y la filofobia es precisamente eso, una alteración de nuestra forma de asociar e identificar las cosas.

Vamos al grano.


Mal concepto de asociación


Cuando padeces filofobia, existe un miedo, y ese miedo es provocado por una amenaza.

Nunca me ha parecido correcta esa definición que muchos le dan de "miedo al amor".

Esa amenaza surge porque nos vemos disminuidos o falto de capacidades para enfrentarnos a algo.

¿Y sabes qué es ese algo?

Ahí está la cuestión.

Ese algo que hace sentirte amenazado es uno de los problemas principales.

La gente que tiene aracnofobia, dice tener miedo a las arañas.

Es porque asocian a las arañas, esos pequeños seres, como una amenaza, es decir, las capacidades de la araña son de 10 y las de esa persona son de 3, por lo que la araña gana.

Ese concepto sucede en la mente de esa persona y hace que tenga una valoración incorrecta de sus capacidades o sobrevalore las de ese animalito.

La cuestión es que se crea una asociación defectuosa entre algo que causa esa amenaza y nuestras propias capacidades.

Asociamos mal y de forma errónea.

Y eso conlleva un comportamiento también erróneo o difícil de entender.

De hecho, hay muchas personas que pueden llegar a pensar: "¿Cómo es posible que alguien pueda tenerle miedo a una araña, con lo pequeña que es?".

Es simple, el problema no es la araña, sino esa forma de asociarla a una amenaza.

Por tanto, el problema a todo esto es puramente interno y mental, con lo que no sería correcto catalogarlo como enfermedad.

Porque en realidad lo que tienes a tu alrededor no te causa problemas, el problema empieza en el momento en que tu mente empieza a asociar e identifica algo y lo califica como potencialmente peligroso para su estilo de vida.

Cuando tienes filofobia, el problema no es la otra persona, ni nada a lo que quieras achacárselo.

El problema empieza en tu mente.....todo lo demás sigue su curso normal.

El transtorno lo provocas tú, cuando creas algo de forma errónea.

Cuando fabricas un miedo en base a algo que realmente no lo supone.

Cuando ves como peligroso algo que no lo es.

Si llamásemos enfermedad a todos los transtornos que alteran nuestra visión de la realidad de las cosas, entonces el hombre sería una enfermedad andante.

La filofobia es un estado, más o menos duradero, consecuencia de una mala programación de tu mente. De un software que está defectuoso y hace mal su trabajo y que sólo tú puedes arreglarlo.



No hay comentarios:
Deja tus comentarios