Creo que tengo filofobia o miedo al compromiso, y me gustaría saber qué hacer para superarla !

EMPEZAR

Creo que mi pareja tiene filofobia o miedo al compromiso, y me gustaría ayudarla a que lo supere para rehacer mi relación !

EMPEZAR

MIS ULTIMOS ARTICULOS EN EL BLOG

La relación que tengo con mi pareja me causa ansiedad

 
¡¡FALSO!!.

Vamos a empezar concretando y hablando bien por su nombre cada cosa.

La relación que tienes con tu pareja no es la que te causa ansiedad, sino las expectativas que tienes de esa relación.

Es decir, eres tú el culpable de dicha ansiedad y no la persona que tienes delante tuya.

No importa en qué tipo de relación estés, ni la etapa en la que te encuentres. No importa si recién estás conociendo a una persona o por el contrario ya lleváis bastante tiempo juntos.



En todo momento, desde el minuto cero en el que ves a esa persona, las expectativas te hacen sufrir.

Ya hablaremos en otro post la importancia que tiene el tema de nuestros pensamientos en todo tipo de relación sentimental, sobre todo en transtornos como los que tratamos aquí, como por ejemplo la filofobia o miedo al compromiso.

Ahora sólo vamos a quedarnos en ponerle nombre correcto a las cosas y en saber cómo impedir que nos  dominen.

¿Qué es la ansiedad en si? 


La ansiedad es miedo plasmado físicamente en tu cuerpo.

Así de simple.

Ansiedad y miedo son lo mismo.

¿Y quien lo provoca?

Tú y tus pensamientos inútiles.

¿Y por qué sufro?

Porque tu cuerpo cree que eres lo suficientemente inteligente como para determinar si lo que piensas es real o no, por lo que cuando recibe órdenes de un pensamiento en concreto, tu cuerpo las ejecuta generando emociones correspondientes a dicho pensamiento.

Por lo que cuando te inventas un pensamiento, tu cuerpo sigue igualmente las órdenes y genera emociones negativas.

Y eso crea malestar.

Y todo por tu culpa y por perder el tiempo pensando cosas que no tienen nada que ver con la realidad.

"Pero es que no puedo evitarlo"

Sí que puedes, lo que pasa es que no quieres.

Estás tan arraigado a la creencia de tener que someterlo todo a juicio, que no quieres entender que dichos pensamientos puede que no se ajusten a la realidad como tal.

Por consiguiente, cumples el propósito principal de nuestros pensamientos,.....¡¡QUE TE IDENTIFIQUES CON ELLOS!!.

En este video quiero explicarte muy brevemente cómo romper temporalmente ese proceso que te hace entrar en un estado de ansiedad, y volver a la realidad para que puedas emitir los únicos pensamientos que son útiles de verdad....¡¡LOS QUE SE AJUSTAN AL MOMENTO PRESENTE!!.



Son muchas las personas que me transmiten su estado de ansiedad, a lo largo del trabajo que pueden estar realizando para llevar una relación sentimental sana, estable y duradera.

Pero lo curioso de todo, es que cuando dejamos pasar un tiempo, esa ansiedad desaparece, pero no porque la persona haya sido capaz de contrarrestarla por si misma, sino porque ha dejado que la realidad se encargue de hacerle ver lo estúpidos que han sido sus pensamientos y la gran inutilidad que tiene perder el tiempo en algo que no sirve para nada....en este caso ¡¡pensar en exceso!!.

De hecho, estoy trabajando con personas cuya pareja tiene filofobia y están ayudándola a que elimine este tipo de transtorno, y cuando todo empieza a ir bien y han pasado del punto A (en el que no podían tener una relación estable), al paso B (en el que ya tienen y disfrutan de una relación), son ellos mismos los que por culpa nuevamente de las expectativas, lo hacen fracasar todo.

Es como si tuviéramos algo dentro de nosotros que nos hiciera juzgarlo todo en base a lo más mínimo, a lo más pequeño, al más ínfimo detalle negativo.

Llevas meses con una persona, todo va genial y de repente un día por el simple hecho de que le pides salir (como hacéis todos los fines de semana) y te dice que no puede, tu mente empieza a maquinar un laborioso entramado de pensamientos que te hacen llegar a la conclusión de que ya no te quiere.

¡¡¡Ehhhhhhh?????!!!!, pero si sólo te ha dicho que hoy no tiene ganas de salir.

Entramos en la etapa en la que el que empieza a tener miedo eres tú y no la otra persona.

¿Por qué piensas cosas inútiles y estúpidas?

¿Te gusta sufrir o algo parecido?

¿Entonces por qué te inventas lo que no es?

La realidad es que te ha dicho que hoy no quiere salir. Ese no es motivo para que pienses cosas raras ni anticipes el futuro por tus propios prejuicios (perdón, pensamientos).

Los pensamientos son como son y están ahí para amargarnos la vida y hacer que nos identifiquemos con ellos.

Si no aprendes a romper ese ciclo, esa inercia que te arrastra a que te alejes de la realidad, simplemente sufrirás.....¡¡y mucho!!.

Filofobia: Un mismo problema con muchos puntos de vista

 
Desde que acabé de estudiar psicología y comprendí lo corto que es nuestros conocimientos a la hora de superar un problema como la filofobia miedo al compromiso, entendí que la capacidad para superar este transtorno radica en un concepto muy distinto al que nos enseñan y al que todos estamos acostumbrados.



Desde pequeño nos dicen que el miedo es el enemigo, que tenemos que luchar contra él, superarlo, vencerlo y pisotearlo.

Y cuando aplicas esos conceptos contra un miedo como la filofobia, descubres que la cosa no funciona.

No funciona porque contra este miedo no hay que luchar, simplemente porque no debería existir.

Es como si te inventaras un amigo imaginario y quieres luchar contra él en la vida real. ¡¡Venga va!!.

Tal y como te comenté en mi último email, este fin de semana lo he pasado en Madrid, haciendo algo que practico y que me encanta: el Krav Maga.

Como viajaba para un tema personal y no era nada relacionado con ningún Curso o proyecto, pues decidí avisar a los seguidores de mi blog para que todo aquel que quisiera pasar un rato conmigo, lo hiciera.

Me encanta conocer a personas y sobre todo a aquellas con las que estoy trabajando vía online.

De antemano os doy las gracias a todos los que os tomásteis la molestia de desplazaros para pasar, aunque sólo fuera un rato, conmigo y charlar.

De todo se aprende


Me gusta aprender de todo, y de esta experiencia (que siempre que viajo me gusta repetir), pues también quería sacar algo provechoso.

Cuando hablamos de un tema como es el miedo al compromiso o a enamorarse de alguien que te gusta, aunque el problema sea el mismo, muchas personas le dan su propio enfoque.

La filofobia se ha convertido en un problema que resulta tan peligroso por la falta de información base que existe hoy en día sobre ella.

Eso hace que las personas se imaginen y saquen sus propias conclusiones sobre algo que no saben si es cierto o no.

Es como construir sobre el lodo y el fango.

Casi todas las personas con las que he hablado personalmente este finde, me han dado su propio punto de vista acerca de este problema y cómo lo estaban sufriendo.

A ver....al final todo se reduce a ciertas emociones base y patrones esenciales que no podemos cambiar, pero es curioso cómo cada persona le da su propia gravedad, su propio punto de vista, su propia interpretación.

Cuando a uno de diagnostican gripe, prácticamente todo el mundo sentimos lo mismo y reaccionamos igual.

¿Por qué pueden diagnosticarle gripe?

Porque cumple con una serie de síntomas específicos de este problema.

¿Por qué no sucede lo mismo con la filofobia?

Porque no cumple con un patrón de síntomas definidos al 100%.

¿Y quien contribuye a que eso sea así?

Nosotros con nuestras propias interpretaciones de una misma realidad.

Es decir, este problema tiene una base que nosotros mismos nos encargamos de mutar y cambiar, basándonos en nuestras expectativas, nuestro pasado, nuestra educación y nuestras creencias, lo que lo convierte en un verdadero "camaleón" difícil de identificar a veces.


La pregunta más usada


¿Sabes cuál fue la pregunta que más me hicieron?

"¿Cómo se si tengo filofobia?"

¿Para qué necesitas saberlo con exactitud?.

Normalmente para sentirte bien contigo mismo de que tienes un problema y de que definitivamente tienes que hacer algo para superarlo.

Es entonces cuando la gente se decide a ir a un profesional para que le ayude.

¿Pero porqué no lo haces antes, en el preciso momento que descubres que has tenido 9 relaciones de pareja y ninguna ha funcionado, y todas han fracasado por el mismo motivo?

Porque eso no se visualiza como problema.

¿Y por qué no?

Porque este transtorno es así y lo primero que te dice ante esto es: "No te preocupes, todavía no has encontrado a tu príncipe azul. El tiempo hará que un día llame a tu puerta y lo encuentres".

Si, claro.....por arte de magia. Espera un momento, que Frodo Bolsón está llamando a mi puerta.

Venga, en serio.

¿Acaso no sabes que tu futuro será exactamente igual que tu presente a no ser que hagas algo distinto?

Pues no, la gente no sabe (o no quiere saber) eso.

No necesitas saber exactamente si tienes un problema o no. Lo que tienes que ser es plenamente consciente de que algo no va bien y tomar medidas para ello, sin necesidad de etiquetar el problema en un cuadro u otro.

De todas formas, aquí tienes un artículo que en su momento diseñé para aclarar si realmente tienes filofobia o no.


El grave problema


Después de todos estos años trabajando con la filofobia y el miedo al compromiso, entendí que el grave problema de todo esto y lo que lo convierte en un transtorno tan difícil de superar, son los pensamientos.

El problema no es el miedo, ni la relación, ni la otra persona, ni chorradas de ese tipo....

El gran problema son nuestros puñeteros pensamientos.

Si piensas, la cagas.

Así de simple y así de sencillo.

Tu mente está tan automatizada, que sin que seas consciente de ello, ve a una persona que te gusta, emite un juicio basado en tu visión de futuro con esa persona y te hace sentir como ha hecho hasta ahora en todo tu pasado....emitiendo emociones negativas que te alejen de esa persona por el daño que te pueda causar.

Y todo eso en milésimas de segundo, sin que te des cuenta.

Por ello, las personas están bien y de repente cambian. De la noche a la mañana. De un día a otro.

¿Y sabes qué lo ha generado todo?

Un pensamiento estúpido e inútil que no tiene nada que ver con la realidad.

¿Qué sucede entonces?

Que cuando intentas luchar contra este problema, tu mente es la que se encarga de aprovecharse de tus puntos débiles para fortificar todavía más el problema.

¿Qué quiero decirte con esto?

Que la filofobia es tan peligrosa porque aprovecha cada defecto que tenemos (que cada uno tiene el suyo), para darle a este transtorno un matiz muy personalizado.


  • Hay quienes no saben definir sus emociones y sentimientos y su mente se aprovecha de ello para hacerles dudar sobre si están o no enamorados, cosa que los hace reforzar sus miedo y salir por patas.

Y así con cada persona, algo peculiar y personal que la mente utiliza en función de cada persona, con una única razón: ¡¡ JUSTIFICAR NUESTROS MIEDOS Y HACERNOS CAER EN SU EFECTO!!.

En este artículo he querido hacerte saber la importancia que tiene el autoconocimiento y el porqué es necesario aplicar cada pauta que sabemos en contra de la filofobia, pero enfocado de forma muy personal y no basándonos en los demás ni en nuestro entorno.

Por ejemplo, la efectividad que tiene mi Curso "Relaciones sin Miedo", radica en la capacidad que tenga esa persona de tomarse en serio cada pauta y hacer de ella algo super personal y enfocada en si misma.

Todo aquel que busca soluciones abstractas que lo hagan cambiar sin haber entrado antes en su interior, fracasarán.

Todo aquel que busca cambiar y superar sus miedos, sin que él tenga que hacer ese esfuerzo, fracasará.

Todo aquel que quiera ingredientes para que todo cambie menos él mismo, fracasará.

Todo aquel que crea que el problema está en el entorno y no en nosotros, fracasará.



Para la próxima vez


Bueno, para la próxima vez, quiero avisarte con tiempo que el Viernes 16 de Marzo y el Sábado 17 de Marzo, estaré nuevamente por Madrid, con lo que si te gustaría quedar conmigo, allí estaré otra vez.

Me encantaría conocerte y que me explicaras tus aflicciones de forma personal (si tú quieres, claro).

Cualquier cosa que necesites o dudas que tengas, me lo dices sin problema y te explico.

De todas formas, me encargaré de avisar por email a todos los suscriptores de este blog.

Que por cierto, si no lo eres ya, te aconsejo lo hagas en este enlace (y recibirás un video gratuito sobre los primeros pasos para superar la filofobia o miedo al compromiso).

Gracias nuevamente a todos por la experiencia de conocernos en persona. Espero nos volvamos a ver.

Un abrazo.

Cuando sientes que no estás preparado para una relación de pareja

 


Uffff...."No estoy preparado para una relación de pareja seria"

Seguro que te ha pasado en más de una ocasión, ¿a que sí?.



Conoces a alguien, conviertes a ese alguien en "alguien especial" y cuando llevas cierto tiempo con esa persona y todo empieza a acelerarse por culpa de nuestras expectativas, llegas a la conclusión de que no estás preparado para comprometerte sentimentalmente con nadie.

Es uno de los síntomas característicos de la filofobia o miedo al compromiso, y es necesario que sepas de donde viene este concepto de "no estar preparado".

Culpa de nuestras expectativas


Pues realmente son las culpables de todo.


  • ¿Qué son las expectativas?


Los pensamientos que vienen de forma automática a tu mente cuando vives una situación en particular.


  • ¿En qué se basan esas expectativas?


En tu pasado, tus creencias, tu educación, etc...


  • ¿Por qué son peligrosas?


Porque hacen que te identifiques con esos pensamientos y te desvíes de la realidad.


  • ¿Y qué sucede entonces?


Que pierdes el poder que tienes para vivir la realidad y el momento presente al 100% sin que tus pensamientos te desvíen ni influyan.


  • ¿Y qué pasa si pierdo el control?


Que empiezo a juzgar a esa persona en base a mis expectativas y no de la realidad.

Imagínate que conoces a alguien y después de la segunda cita, empiezas a pensar que es la persona idónea para ti.

Ya tu mente está colmada de expectativas que te hacen ver a esa persona como la candidata perfecta para que sea tu príncipe/princesa azul.


  • ¿Y qué pasa después?


Pues que acabas de convertir a esa persona normal, en alguien "especial".

Cuando sucede esto, ya no estás en la realidad sino en el mundo fantasioso de tus pensamientos.

En la tercera cita, ese chico o chica, te dice que le gusta mucho estar contigo y que se siente muy bien a tu lado.


  • ¿Qué hace tu mente entonces?


Pues como se ratifican tus expectativas, es decir, compruebas que tus pensamientos se van cumpliendo, es como si percibieras que ese futuro se va a cumplir.

Como si ya vieras que el destino que tienes con esa persona es lo que tus pensamientos te han dicho: casarte con él, tener familia y vivir el resto de tu vida junto a esa persona.

¿Qué pasa en ese momento?



Que sientes miedo.

¿Por qué?

Porque estás trayendo el futuro a tu presente.

¿Y qué hay de malo en eso?

Pues que como no coincide con la realidad y no sabes si quieres casarte o no, si quieres estar toda tu vida con una persona o estar sola/o, si tener hijos o no, etc...

Como toda la vida que te han vendido de pequeño de lo que se supone que tienes que hacer, no sabes si es lo que realmente quieres, pues tienes miedo.

¿Y qué hace nuestra mente entonces?

Busca defectos en esa persona para justificar de que esas expectativas no se cumplan. En otras palabras, intentas por todos los medios de que ese chico/a, no sea tu príncipe/princesa azul y así no pueda cumplir con lo que tus pensamientos te dicen.


  • ¿Y cómo hace eso tu mente?


Te obliga a enfocarte en lo malo de esa persona.

Empiezas a hacer de los defectos, algo condicionante y super importante.

Pero los defectos son importantes, ¿verdad?

Si, pero no los defectos que no se ajustan a la realidad. Si esta es tu tercera cita con esa persona, no es lógico que lo juzgues porque te haya dicho que no le gusta tener hijos (por ejemplo).


  • ¿Es razonable que eso que te haya dicho sea un defecto tan importante en la tercera cita con alguien?


Pues no.

¿Por qué lo hacemos importante?

Porque así justificamos el que no cumpla con nuestras expectativas y no se ajuste a lo que buscamos.

¿Y qué conseguimos con eso?

El justificar esa sensación de miedo que nuestros pensamientos futuros nos han hecho tener.

Y es por ese el motivo por el cuál se siente la sensación de no estar preparado para tener una relación de pareja.



Son las típicas palabras de: "Lo siento, no es por ti, sino por mi, pero yo no estoy preparado/a para tener una relación con nadie todavía".

Pero si estamos en la tercera cita....¿qué co** dices de relación?. ¿Acaso piensas ya que estás enamorad@?

Si ni tan siquiera sabes nada sobre esa persona. ¿Crees que en tres veces que lo has visto ya sabes juzgar si será buen marido, buen padre,  o lo que quiera que te hayas imaginado?.

Como te he dicho, nuestros pensamientos son muy peligrosos y nos hacen perder poder sobre la realidad y convertirnos en marionetas a sus órdenes.

No pienses y date la oportunidad de vivir la vida en cada momento exacto.

Y tú....¿crees que estás preparado para tener una relación de pareja seria?

Yo no creo en el amor para toda la vida. Una excusa perfecta para quien padece filofobia

 
"Lo siento, yo no creo en el amor para toda la vida". ¿Te suena esa frase? ¿Te la ha dicho alguien?

Esta excusa, (vamos a llamar a las cosas por su verdadero nombre), se convierte en el alimento favorito que utiliza el miedo para justificar el estado anímico de las personas que padecen filofobia o miedo al compromiso.



Hablamos de amor como si se consiguiera igual que un grado militar, un rango en nuestro trabajo o un peldaño más en nuestra escalera.

De hecho, se confunde hasta con una emoción (todavía lo llamamos así).

Pero en realidad es que no es nada de eso.

Y como tan pocos saben lo que es en realidad o cómo definirlo, pues nuestro miedo se aprovecha de esa estupidez para usarlo en nuestra contra.

Tienes dos citas con una persona que conoces desde hace un mes, y empiezas a decir que estás enamorad@.

¿Te estás oyendo? ¿Sabes lo que estás diciendo?

¿Cómo sabes que lo que sientes es amor?

Si estás tan seguro de lo que es amor, ¿por qué no me lo defines? (puedes hacerlo en un comentario en este blog, verás que no es tan fácil).

Y sin embargo, ¿qué hacemos cuando conocemos a alguien que nos entra por los ojos?

Lo convertimos en "alguien especial".

Ese "alguien especial", ¿quien es realmente?


Pues una persona que has conocido, que ha interactuado contigo, que te ha atraído por la vía más fácil y rápida, es decir, la corporal, y que has convertido en "especial" por estos motivos:


  • Es como yo, o muy parecido a mi, comparte los mismos gustos, pensamientos, aficiones, metas, etc...

¿Y qué quiere decir realmente eso? Pues que quieres a alguien que potencie todo eso que haces, piensas o sientes y te alinees con esa persona.

Lo que realmente está pasando es que necesitas a una persona que te facilite la labor de vivir tu vida, por lo que te interesa que sea lo más parecido a ti.

En realidad cuando dos personas son muy parecidas, al final lo único que descubren es que sus vidas se aburren.

Pero claro, tú has usado esos pensamientos para hacerla "especial" y ese pensamiento te hace creer que te sentirás mejor con ella, cuando la realidad es distinta.

  • Tiene virtudes y características que tú necesitas en tu vida y que no te puedes aportar tú

En otras palabras, lo quieres para ti como herramienta para cubrir los huecos que tú no puedes llenar por ti mism@.

Asi de simple.

¿Por qué una persona tímida siente admiración por alguien abierto y extrovertido? Porque le gusta algo que no puede conseguir por si sola en su vida.

Por lo que si se lo da otra persona, es mejor, más fácil y eso te hace sentir la necesidad de apegarte a ella y verla "especial".

Tienes huecos dentro de ti que necesitan ser cubiertos, y esa persona los rellena a la perfección. Eso te hace verla como alguien que te interesa y te es útil, por lo que tu mente te hace creer que es perfecta para ti.

Egoísmo en estado puro.

No puedo conseguir algo, por lo que me acerco a quien me ayude a conseguirlo.

Y luego nos quejamos de que las relaciones no funcionan.





En realidad, esa persona que has convertido en "alguien especial", no es ni más ni menos que una tergiversación de la realidad, provocada por tus expectativas.

¿Qué son nuestras expectativas?


Lo primero que tenemos cuando conocemos a alguien "especial".

En ese momento, tu mente se llena de historietas y pensamientos sin sentido acerca de cómo será tu futuro con esa persona.

¿Y qué hay de malo en eso?

Pues que te apartas de la realidad y juzgas a la persona que tienes delante bajo el filtro del futuro y no del presente.

Es como si empiezas a valorar a alguien con el que tienes la primera cita, como si fuera tu marido y estuviérais casados.

¿Es que se supone que tiene que escribirme todos los días si realmente está enamorado de mi?

Mentira. Eso te lo has inventado tú porque te has ido al futuro y te ves ya con él.

Realmente él no tiene ninguna obligación de nada, porque de hecho no sois nada.

Cuando seáis algo, entonces piensa así, mientras tanto no.

¿Qué es el amor para toda la vida?


Un falso concepto que nosotros mismos nos inventamos de lo que se supone que debe ser estar con alguien y tener una relación de pareja llena de amor y felicidad.

En pocas palabras, lo que nos enseña nuestro entorno, lo que nos venden desde pequeños.

Como te dije, seguimos creyendo que cuando estemos enamorados, todo cambiará y subiremos a las nubes, flotaremos en el espacio, los problemas desaparecerán y el mundo pasará a tener un color rosa. Tendremos angelitos por todos sitios, en vez de coches tendremos unicornios que montaremos sin miedo y el mundo será otro, porque se supone que así es el amor, ¿no?.

Pues no.



¿Y cuál es verdadero problema de eso?

Que como no sabemos qué es realmente el amor y aplicarlo en una relación, pues nos sentamos a esperar a que llegue.

Y cuando conoces a alguien, lo primero que haces es juzgarlo bajo tus expectativas.

Y como tus expectativas te hacen siempre estar en un constante estado de necesidad, pues tienes la sensación de que esa persona no te aporta lo que se supone que debe aportarte.

Y ante esa sensación de insuficiencia, pues piensas que no estás enamorad@. La eterna pregunta que todo el mundo se hace: "¿Cómo se si estoy enamorado?"

¿Y qué ha pasado en la realidad?

Pues que has apartado durante todo ese tiempo tu mirada de la persona que tienes delante, dejando pasar virtudes y características que si las aprovechas en el momento presente, pueden hacerte sentir emociones que nunca antes has vivido.

Y todo esto por culpa de un estúpido pensamiento.

Pues cuando la persona tiene filofobia o miedo al compromiso, esta situación es utilizada por sus miedos para justificar su estado anímico y la hace que se quede tranquila consigo misma ante su huida y retirada, haciéndose creer que como no está enamorad@, pues no debe seguir adelante.

Pero es todo un error. Un gravísimo error. Un error garrafal.

Estar enamorado es otra cosa, es otro concepto, es otro mundo, que un día me gustaría explicarte mejor.

Pero en el próximo post, prefiero hablarte de este enemigo tan potente y poderoso, causantes de transtornos como el de la filofobia o miedo al compromiso.....¡¡nuestros pensamientos!!

Donde has podido verme

¿POR DONDE QUIERES EMPEZAR?


CREO QUE TENGO FILOFOBIA


¿Quieres saber qué es la filofobia y si la estás padeciendo?

MAS INFORMACION
CREO QUE MI PAREJA TIENE FILOFOBIA


¿Piensas que tu pareja puede tener filofobia o miedo al compromiso?

MAS INFORMACION
HE ROTO CON MI PAREJA Y QUIERO SUPERARLO


¿Quieres saber cómo superar una ruptura sentimental de forma inteligente?

MAS INFORMACION
LA COSA NO VA BIEN CON MI PAREJA


¿Estás pasando un mal momento en tu relación y te gustaría saber qué hacer?

MAS INFORMACION

CUENTAME TU PROBLEMA


Mundo Relaciones
Antonio Barragán
Coach en Desarrollo Personal

Skype: Antoniobp1978
contacto@filofobiaenpareja.com