Creo que tengo filofobia o miedo al compromiso, y me gustaría saber qué hacer para superarla !

EMPEZAR

Creo que mi pareja tiene filofobia o miedo al compromiso, y me gustaría ayudarla a que lo supere para rehacer mi relación !

EMPEZAR

MIS ULTIMOS ARTICULOS EN EL BLOG

Día de los Enamorados. ¿Le regalo algo a esa persona "especial" o no?

 
Este post será para un día especial (por llamarlo de alguna forma) como es el día de los enamorados.



Desde hace una semana aproximadamente, la pregunta que abunda cuando este día se acerca (sobre todo en personas que tienen una relación (o quieren iniciarla) con alguien que tiene filofobia o miedo al compromiso) es:

"¿Qué hago? ¿Le regalo algo a esa persona o no?"

Para que veas lo simple que es esto y lo fácil que puedes llegar a tener una respuesta, te diré las dos cosas que puedes hacer y sus consecuencias.

Le regalo algo 


Bueno, digo regalo como podría ser una felicitación, algo por las redes sociales, etc...

La pregunta para ti es: ¿Con qué intención quieres hacer eso?

Te lo digo yo de antemano: Con la intención de hacerle saber tus emociones o tu interés hacia ella.

En resumen, para que no se olvide de que esa persona es "especial para ti".

Y ahora te hago otra pregunta: ¿Es especial para ti este día solamente o también lo es el resto de los días que estás con ella?

Porque claro, a mi me daría mucho que pensar que una persona se acuerde de mi y me muestre su amor un sólo día del año, ¿no crees?.

Ahora viene el típico de turno que te dice: "No...es que yo la quiero todos los días, pero este día como es especial, pues quiero hacerle un regalo especial".

Pues no macho....precisamente tiene que ser todo lo contrario.

Todos los días son especiales y así tienes que hacérselo saber. Si obvias emociones con una persona, ¿sabes lo que pasará?

Que tu relación acabará como acaba el 45% de las relaciones de pareja que existen hoy en día...en la pura mediocridad.

Y eso contando que no fracase y acabe en ruptura amorosa.

Pero vamos al grano.

Estamos aquí para ver si con una persona que tiene filofobia o miedo al compromiso, la cosa cambia y si es bueno o no hacer algo especial en este día de los enamorados.

Si le haces un regalo, un detalle, una felicitación o algo parecido, esa persona que sufre este tipo de miedos y bloqueos sentimentales asociará esa acción a que estás interesado en ella.

Hasta ahí no hay peligro.

Pero el problema es que esa persona no se quedará ahí, sino que seguirá asociando (culpa de su transtorno) e irá más allá, hasta el punto de pensar que estás enamorado de ella y se ha convertido en alguien "especial" para ti.

Y ese concepto de "especial", para las personas que tienen filofobia es una auténtica barrera que tiende a hacer que corra y se esconda.

O por lo menos que piense y piense. Y mientras más piense, mientras más opciones le des a esa persona de que sus expectativas tomen lugar, más probabilidades tiene de que huya y se bloquee por culpa de sus miedos.

Esa es la consecuencia de hacer de este momento, algo distinto, con alguien distinto.


No le regalo nada


Bueno, si no lo has hecho antes en días anteriores, ¿por qué iba a ser hoy algo especial?

Venga, y vamos a dejarnos ya de rollos de días especiales y cosas de esas, ¿ok?

Lo que realmente sucede es que por lo menos en este día, sientes la necesidad de que hay que prestarle atención a tu relación sentimental, ¿verdad?.

Llevas una vida tan ocupada, que nunca tienes tiempo por culpa de la rutina, y claro....hoy es distinto.

¡¡Qué va a ser distinto!!

Hoy es un día igual que los demás, lo que sucede es que es tu justificante perfecto para dar de comer a tu relación, que puede que lleve sin comer bastante tiempo.

Pero claro, todo se complica un poco cuando estás iniciando una relación con alguien que tiene filofobia o miedo al compromiso.

Entonces la cosa cambia.

No le regalo nada, y probablemente no sucederá nada.

Incluso puede que despierte un poco su lado emocional y esa persona deje de tener pensamientos basados en sus expectativas, y por consiguiente que le generen un miedo innecesario alejado de la realidad al 100%.

Es decir, que empiece a pensar cosas como:


  • Ya que no me ha regalado nada, ni dicho nada....¿será que no le importo?
  • ¿Realmente no se habrá acordado de mi, aunque sea yo la que tiene miedo de nuestra relación?
  • ¿Habrá dejado ya de tener interés en tener una relación sentimental conmigo?

Y créeme que este tipo de miedos son mucho más sanos que la filofobia en si, ya que están basados en el desconocimiento provocado por algo real.

La filofobia es un miedo totalmente disfuncional e inventado por la propia persona.

Este tipo de pensamientos de no saber el porqué no le has regalado nada o mencionado nada de este día especial, o porqué no la has felicitado, hacen que la persona se vuelva a anclar a la realidad y a que analice un poco sus pensamientos y deje de hacerse historietas mentales sobre cosas que no han pasado ni nunca pasarán.


Consejo



El día de los enamorados no debería existir. 

Todos los días debe uno potenciar y acordarse del amor que siente hacia otra persona, y si no lo hace así, lo está haciendo mal.

Te reto a que hagas lo siguiente:

  • Analiza el día de hoy, en el que probablemente quieras hacerle un regalo a tu pareja (si no lo has hecho ya) o simplemente felicitarla por este día....
  • ¿Qué te habría impedido haber hecho lo mismo ayer?
  • ¿Qué es lo que te impedirá hacerlo mañana?

No obvies emociones ni utilices un día "especial" para dar de comer a una relación que puede que esté desnutrida.

Y si tu pareja tiene filofobia o miedo al compromiso, el día de hoy es un día normal, por tanto, deja que la realidad siga su camino.


La filofobia y su relación con una autoestima deficiente. ¡Aprende a ser auténtico!

 
Todos los transtornos psicológicos, incluida la filofobia o miedo al compromiso, están asociados a una autoestima deficiente.

Nuestra autoestima es fundamental para controlar las emociones negativas y el efecto que nos causan nuestros pensamientos e historietas mentales.



En especial, en el tema de las relaciones de pareja, nuestra autoestima cobra un papel super importante.

¿Por qué?

Porque el ser humano está diseñado para buscar en su posible pareja, todas aquellas virtudes que él mismo no tiene.

Por naturaleza, tendemos a buscar a alguien que nos complemente y nos de.

Egoísmo total.

Como no tengo esto, pues por eso quiero a esa persona, porque ella sí lo tiene y me puedo beneficiar de que me lo aporte si estoy con ella.

Qué bonito, ¿verdad que si?

¿Y dónde entra en juego el tema de la autoestima?

Pues porque básicamente no eres 100% auténtico, sino una mezcla de lo que te da tu pareja, (que te es necesario para ser feliz) y lo que tú tienes de base.

Te ves incompleto a no ser que alguien te de lo que te falta.

Porque sencillamente no te lo puedes dar tú.

Eso hace muchas veces que convirtamos en "especial" a una persona con tan sólo verla.

Tengo cientos de emails en los que las personas me cuentan sus casos, y en la gran mayoría de ellos, ¿sabes cuál es uno de los factores principales y que más propicia el tema de la filofobia o miedo al compromiso?

La velocidad con la que empezamos y seguimos esa relación.

¿Y sabes por qué?

Porque necesitamos cuanto antes que esa persona nos de lo que nos falta?

¿Y sabes por qué?

Porque no somos capaces de dárnoslo nosotros mismos.

Ser auténtico te ayuda a desarrollar tu autoestima


Y por consiguiente a controlar tus miedos y emociones negativas provenientes de pensamientos inútiles y automáticos.

Cuando decides tener una vida auténtica, tu autoestima empieza a crecer.

Y cuando alcanza un nivel, es casi imposible dejarse llevar por pensamientos asociativos que conducen a miedos disfuncionales como la filofobia o miedo al compromiso.

Pero como te decía antes, no es tan fácil ser "auténtico" y fiel a uno mismo.

Preferimos mentir que decir la verdad, nos inclinamos a decir que algo nos gusta, cuando en realidad nos desagrada.

Y todo por miedo a la reacción de la otra persona y por miedo a no cubrir su expectativa.

Y nos olvidamos de lo principal...nosotros mismos.

Y claro, ¿cómo no vamos a sentir miedo en esos momentos?

Si temes de que tú mismo puedas cubrir algo, pues recurres a los demás. Por tanto, tienes que cuidar mucho esa figura externa, porque de lo contrario te quedarás sin lo que te puede dar.




Hay algo super claro: "Cuando no te valoras lo suficiente y defiendes ese valor ante tu entorno, eres presa del miedo"

"Cuando te ves incapaz de darte algo y recurres a los demás para que te lo den, eres igualmente presa del miedo"

Todavía hay personas que buscan en sus futuras parejas que cumplan un prototipo, cuando ellas mismas no lo cumplen.

Es decir, ¿quieres a alguien simpático cuando tú eres de lo más aburrida?

¿Quieres a alguien que te de amor, cuando no eres capaz de dártelo tú mism@?

Venga ya.....

Cuando transmites quien eres de forma auténtica, no piensas


Simple.

Cuando te limitas a canalizar quien realmente eres y lo que sientes, dejas de pensar.

¿Y qué ventaja hay en todo eso?

Pues que no te inventas estupideces mentales.

Tus pensamientos tienen como objetivo el que te alejes de la realidad y te identifiques con ellos.

Que te identifiques con algo que tú te has inventado.

Que te apartes del mundo real y te metas en un mundo ficticio.

Y el fruto de ese mundo ficticio, es el miedo a ciertas cosas.



¿Por qué?

Porque ese mundo está diseñado en base a tus expectativas.

Y esas expectativas se basan en tu pasado.

Por tanto, si has tenido un pasado de mierda, estarás creando un mundo ficticio de mierda.

Y lo peor de todo es que te identificarás con él y sentirás emociones acordes a ese mundo.

Y acabarás sintiéndote mal.

Luego vuelves a la realidad y plasmas ese malestar.

Y todo se va al garete.

Pues claro, ¿cómo no se va a ir?

Y la solución se basa en "ser auténtico", con el objetivo de que mi autoestima no se vea afectada, con el objetivo de que no me engañe a mi mismo, con el objetivo de estar anclado a la realidad, con la intención de que mis pensamientos inútiles me arrastren al mundo de mierda que traigo de mi pasado.

Aprende a ser auténtico y a fortalecer al máximo tu autoestima y acabarás controlando tu filofobia o miedo al compromiso, al igual que cualquier otro tipo de emoción negativa.

No estoy preparado para tener una relación de pareja. La excusa perfecta de las personas con filofobia

 
Seguro que más de una vez habrás escuchado esa frase, o incluso puede que hasta la hayas usado tú, ¿verdad?.

Todo va bien con alguien, empezáis a congeniar, salir juntos, tener cierta intimidad y de repente, como por arte de magia, salen estas fantásticas palabras: "No podemos seguir así. Yo no estoy preparado para tener una relación de pareja. Necesito tiempo para mi y aclarar mis ideas".



Ufffff.....¡¡chungo, ¿verdad?!!

Esto se ha convertido en una de las excusas principales en las personas que tienen filofobia o miedo al compromiso.

Y digo excusa, porque eso es lo que realmente es....¡¡un pedazo de excusa!!.

Es cierto que todos necesitamos tiempo para nosotros mismos, y eso está bien. Puedes irte a tu casa y en vez de pasarte dos horas en facebook, puedes usarlas para meditar, nadie te impide eso.

Pero claro, tú prefieres que esas dos horas a la semana que pasas con alguien se conviertan en el justificante perfecto, ¿a que si?

No está bien es usar eso como escudo para protegerte de un miedo que tú mismo te has creado.

Eso es lo que no está bien, ni para la otra persona, ni para ti.

Sobre todo para ti.

¿Qué es para ti una relación de pareja?


Pues depende de tus expectativas.

¿Y de qué dependen esas expectativas?

De tus pensamientos.

¿Y de dónde vienen esos pensamientos?

De tu pasado.

¿Y si ese pasado no es demasiado positivo, qué pasa?

Pues que convertirás el concepto de "relación de pareja" en algo que no te guste demasiado o te provoque cierto respeto.

Pero......el problema viene cuando ni tan siquiera sois pareja y ya piensas como tal.

El problemón que tiene esto es que cuando te ves con alguien, ya vas con ciertas expectativas de lo que supuestamente vas a conseguir con ella.

Y lo malo es que das por hecho que eso será así.

Por tanto, empiezas a tener miedo.

¿Miedo porqué y a qué?

A que realmente esa persona pueda ser la persona indicada para tener una relación de pareja estable y duradera con ella.

¿Y qué hay eso de malo?

Pues que se asocia con tus expectativas, pensamientos y pasado (como acabamos de hablar).

¿Y?

Pues que si en tu pasado has vivido una mala experiencia en anteriores relaciones, probablemente sentirás lo mismo ahora en el presente.

Es como si tuvieras miedo a que tu pasado se repitiera.

Pero....¿si esa persona es totalmente distinta a con la que estuviste en tus anteriores relaciones?

Ya, pero eso a tu cuerpo le da igual, porque ya está acostumbrado a reaccionar de la misma forma ante situaciones similares.

Tu cuerpo se pasa por el forro lo que tu mente perciba, porque es él el que tiene el control.

En el momento en el que vives una situación relacionada con tema de "pareja", tu cuerpo le dice a tu mente:

"Ey....no hace falta que analices eso, que ya se lo que tengo que hacer en estos casos"

Y por consiguiente te mete en un estado de alerta para prevenirte de que tu pasado no se repita.

Pero, ¿quien te ha dicho que se va a repetir?

Nadie, pero tu cuerpo así lo cree.

Lo malo de esto es que te hace entrar en un estado emocional de miedo, y por tanto, los pensamientos que se generan de ahí, son pensamientos que refuerzan ese temor, y lo siguiente es que se justifica ese estado emocional y caes en su efecto.

Es como si encontraras el justificante perfecto para salir corriendo.

¿Qué significa realmente estar preparado para tener una relación de pareja?


Pues se percibe como la capacidad de atender a tus expectativas.

Pero, ¿y la realidad, dónde la dejamos?

Ahí aparcada, esperando que la tiremos a la basura y le demos la espalda.

Así de claro.

Sentirse que no está uno preparado para una relación es lo mismo que decir:

"Ignoro la realidad, la doy por hecho, me centro en mis expectativas, me comparo con ellas, determino si voy a ser capaz de cubrirlas, y emito un juicio al respecto"

Por lo tanto, te sentirás bien o mal dependiendo de ese juicio.

Pero te vuelvo a preguntar: "¿Y tu realidad, dónde la has dejado, dónde interviene, dónde participa?"

En ningún sitio.



Simplemente es como si tuvieras un sueño, piensas en él, te juzgas en base a ese sueño y luego te sientes mal por no cumplir con dichas expectativas.

Luego vuelves a la realidad y le dices a la persona que tienes delante, que ni tan siquiera te ha pedido nada ni te ha hablado de nada relacionado con el tema de relación de pareja:

"No se si estoy realmente preparado para tener una relación de pareja"

¿Sabes lo que debería decir la otra persona?

"¿Pero quien co** ha hablado de relación de pareja?"

"¿Pero de qué hablas, si no estamos conociendo aún?"

"¿Pero qué dices, si llevamos dos meses juntos solamente?"

Sin embargo, como la otra persona siente algo por nosotros y le gustamos, pues se siente mal por lo que le decimos y cae en nuestro juego, un jugo ficticio en el que jugamos basándonos en nuestras reglas.

Por tanto, la otra persona también deja la realidad y entra en tu mundo.

¿Y sabes quien gana ahí?

El miedo. Eso tenlo por seguro.

Por eso, la mayoría de las personas que tienen filofobia, usan esta excusa como medio para salir huyendo creyendo que su mundo virtual que ellos mismos han creado en su mente, es el mismo que el que están viviendo en la realidad.

Un error fatal que ta hace ver la cantidad de oportunidades que pierdes en tu vida, por culpa de tus pensamientos y expectativas.


La velocidad a la hora de tener una relación. Un problema grave en personas con miedo al compromiso

 
Muchas personas que padecen filofobia o miedo al compromiso, tienen un patrón algo especial, y es el de sentirse "enamorados" al poco tiempo de conocer a la otra persona.

Parece contradictorio, que precisamente el que tiene miedo sea el que quiere ir más rápido, pero esa es la realidad.



Pero aquí llegamos a un punto en el que nos saltamos a la torera muchos puntos necesarios y básicos a la hora de diseñar una relación sana, estable y duradera.


Confudiendo lo que es realmente el amor y estar enamorados


Por eso mismo que lo confundimos, creemos estarlo.

Hazte una pregunta: "¿Qué es para ti estar enamorado de otra persona?"

Seguro que me contarás lo de siempre y el cuento de las mariposas en el estómago, y esas cosas, ¿verdad?.

Sin embargo, te diré lo que supone para la mayoría de las personas el estar enamorado de otr@.

"Por desgracia se siente uno enamorado cuando conoce a alguien que suple las carencias que no somos capaces de suplir por nosotros mismos".

Ufffff.....qué chungo suena eso, ¿verdad?.

Pues así es.

Lo primero que sucede cuando conoces a alguien es que sueles escanearlo y pensar si cumple o no con tus expectativas.

¿Y cuáles son esas expectativas?

El prototipo que tienes diseñado de como sería una persona que te diera una relación de pareja perfecta.

¿Y cómo es esa relación de pareja perfecta?

Aquella en la que esa persona te de lo que tú buscas y necesitas.

¿Y qué necesitas?

Lo que no tienes.

¿Y qué no tienes?

Lo que te falta.

En resumen, en el momento en el que esa persona rellena tus carencias, se convierte en "especial para ti" y hace que te sientas llena.....es decir, enamorada.

Uno de los principales errores a la hora de definir el amor.

Quizás este Podcast te ayude a entender esto que acabo de comentarte:



Demasiado rápido


Si te das cuenta, aceleramos el proceso de conocer a alguien y tener una relación con esa persona, por culpa de nuestros pensamientos y expectativas.

Cuando conocemos a alguien, es como si de forma automática empezásemos a estudiarlo y a compararlo para ver si cumple con lo que nosotros queremos en nuestra vida o no.

De hecho, la mayoría de las personas que tienen filofobia o miedo al compromiso, comparan a esa persona bajo un listón demasiado alto, como si tuvieran que decidir en ese mismo instante si sería el padre de sus hijos o no, como si se viera el resto de su vida con ella.

Pero....¿si lo acabas de conocer? ¿para qué piensas eso?

No se puede evitar, es un proceso automático.

Lo que sucede es que cuando damos con esa persona "especial" y cumple con lo que buscamos (o mejor dicho necesitamos), ¿por qué ir despacio?

Pues tu mente te dice que debes ir "a toda pastilla", ya que es la persona idónea para ti.

Eso te hace sentir que has dado en el clavo, que por fin encontraste a la persona de tu vida, a la que será tu príncipe o princesa azul, al padre o madre de tus hijos, y todo ello en las primeras citas.

Curioso, ¿a que si?.

Y luego viene lo mejor.....LA REALIDAD

El efecto de la realidad


Pero claro, todo esto es muy bonito porque son los sueños que tus pensamientos te están haciendo ver, pero ahora hay un factor a tener en cuenta.....nuestra realidad y el momento presente.

Terminas esa cita con esa persona, le dices que te lo has pasado genial (viéndolo como tu príncipe o princesa azul y sintiéndote como el las nubes) y le comentas que te gustaría repetir esa cita.

La otra persona te dice: "Bueno, ya iremos viendo".

Y tus ojos se vuelven redondos como platos.

  • ¿Qué pasó?¿Por qué me ha dicho eso?
  • ¿Será que no me quiere?
  • ¿Será que no le he gustado lo suficiente?
  • Etc...etc...

La realidad acaba de tirar por tierra tus pensamientos y te ha hecho sentir mal.

Como te sientes mal, tu mente empieza a generar pensamientos negativos:

  • Seguro que tiene pareja y no me lo ha dicho
  • Bueno, lo más probable es que tan sólo quisiera divertirse esa noche conmigo y yo he caído en su trampa
  • Nada, me tendré que alejar de él ya que no puede ser que esta persona sea el amor de mi vida
  • Mi príncipe azul no puede decirme eso...no es lógico que se comporte así.

Y empiezas a juzgar nuevamente en comparación con tus pensamientos.



Cuando esta persona lo único que ha hecho es decirte que ya iréis viendo.

No te ha dicho nada malo, has sido tú el que has pensado y juzgado en base a tus pensamientos, dejando a un lado la realidad.

Has ido demasiado rápido y por tanto, has juzgado basándote en tu proyección de futuro y en lo que te gustaría tener, en vez de en lo que tienes.


La filofobia en este tipo de situaciones


Trabajo con muchas personas que siguen teniendo hoy en día este problema y es necesario que dejen sus historietas mentales para los comics y las pelis de ciencia ficción.

La realidad es la que es y es la única encargada de proporcionarte información fiable que emita pensamientos lógicos que a su vez generen estados emocionales correctos y acoplados a dicha realidad.

Cuando padeces filofobia o miedo al compromiso, casi de forma automática, te identificas con tus pensamientos.

Esos pensamientos siempre están enfocados en un futuro y en unas expectativas que tienes de la persona que tienes delante.

Y empiezas a juzgar a esa persona bajo ese filtro del futuro.

  • Si no cumple con tus expectativas, tienes miedo de meterte en una relación que supones que no funcionará.
Es decir, tus prejuicios sobre esa persona te hacen retirarte antes de tan siquiera conocerla lo suficiente. 

Y empiezas a sentir miedo de conocerla más, porque crees que no cumplirá con lo que se supone que es lo mejor para ti.

Pero ese concepto de "lo mejor para ti", nunca se llenará porque está basado en tus expectativas y éstas en tu pasado, con lo que en realidad lo que buscas es una perfección que nunca encontrarás.


  • Si cumple con tus pensamientos y expectativas, tienes miedo de iniciar algo, porque ahora mismo el verdadero temor que tiene es que esa realidad no se cumpla tal y como dicen tus pensamientos.
Es decir, encuentras a alguien que si que cumple con tu prototipo y tratas de que actúe así en la realidad. 

Ahora el miedo se aprovecha de que se te escape esa persona y es por eso que te hace acelerar tu realidad al máximo y juzgarla bajo el filtro de tu futuro nuevamente.

Que si debería comportarse asi, que si debería haber dicho esto, que si debería haber hecho esto otro, etc.....



Un constante juicio de esa persona, porque al cumplir con tus expectativas, lo que necesitas es que se plasmen en la realidad, y como has cometido el error de traer el futuro al presente, pues empiezas a descubrir que no coinciden (aunque tus pensamientos te dijeran que es la persona perfecta para ti), y por tanto empiezas a tener miedo de que esa realidad no sea como tú piensas.

Ambos conceptos provocan miedo.

Mejor dicho, el miedo se aprovecha de ambos conceptos.

Por eso la necesidad de ir a la velocidad correcta, en el momento correcto. 

Si aceleras tu relación con una persona, sin adaptarte a la realidad, el miedo hará que esa relación fracase.

Eso dalo por hecho.

La filofobia o el miedo al compromiso es un transtorno que se combate con mantener a la persona en la más pura realidad, bajo el momento presente en todo instante, para que así no pueda identificarse con sus pensamientos y expectativas y distorsione dicha realidad.

Donde has podido verme

¿POR DONDE QUIERES EMPEZAR?


CREO QUE TENGO FILOFOBIA


¿Quieres saber qué es la filofobia y si la estás padeciendo?

MAS INFORMACION
CREO QUE MI PAREJA TIENE FILOFOBIA


¿Piensas que tu pareja puede tener filofobia o miedo al compromiso?

MAS INFORMACION
HE ROTO CON MI PAREJA Y QUIERO SUPERARLO


¿Quieres saber cómo superar una ruptura sentimental de forma inteligente?

MAS INFORMACION
LA COSA NO VA BIEN CON MI PAREJA


¿Estás pasando un mal momento en tu relación y te gustaría saber qué hacer?

MAS INFORMACION

CUENTAME TU PROBLEMA


Mundo Relaciones
Antonio Barragán
Coach en Desarrollo Personal

Skype: Antoniobp1978
contacto@filofobiaenpareja.com