El miedo a enamorarse no existe. Un pequeño análisis para hacerte salir de esta duda.

 

¡¡Guauuu!!....miedo a enamorarse, ¡qué fuerte!, ¿verdad?.

Es algo que existe todavía en las mentes de las personas que siguen pensando que el estado de enamoramiento puede producir ese miedo que están sintiendo.



Ya hemos visto que dentro de los síntomas de la filofobia está el que las personas que la padecen siguen creyendo que el amor puede provocar miedo.

¡¡Error total!!.

¿Quieres ver todo esto de una forma más clara? Te dejo este video para que aclares este y otros conceptos más que andan pululando por nuestra sociedad y que siguen siendo tópicos que debemos superar cuanto antes.



Una vez aclarados ciertas cosas, vamos a tratar hoy un breve análisis de porqué no existe el miedo a enamorarse y si todavía sigues pensando eso, cómo debes valorar la situación para entenderla correctamente.

Si, si....te lo repito: "No existe el miedo a enamorarse". Por mucho que quieras autoengañarte, por mucho que quieras excusar tu inseguridad, por mucho que quieras ver la realidad desde el punto de vista que más te conviene.

Y ahora entenderás el porqué.

El amor no está diseñado para provocar miedo


Regla fundamental, primaria, básica y que debes grabarte a fuego en tu mente.

Es decir, es imposible que sientas miedo ante algo que está creado para traer exclusivamente bienestar a tu cuerpo y a tu mente.

Por tanto, ¿por qué sigues pensando que tienes miedo a enamorarte?

Por algo simple.

Cuando te enamoraste en algún momento de tu pasado, ese estado de enamoramiento desembocó en situaciones que te provocaron daño, sufrimiento, frustración, etc... ¿verdad que si?.

Entonces, ¿qué pasa ahora?

Que por naturaleza sigues pensando que si te enamoras una vez más, el resultado de ese enamoramiento será el mismo que tuviste en el pasado.

Pero analicemos un momento la situación:


  • Conoces a alguien que te gusta, te atrae y empiezas a sentir algo especial
  • Tu mente busca en el baúl de los recuerdos y dice: "Ey...aquí hay algo que se asemeja a lo que te está pasando ahora"
  • ¿Y sabes qué es eso?......¡¡TU PASADO!!, ya que en él sentiste algo similar por otra persona.
  • Pero claro, tu mente recoge toda la información de dicho pasado y te la muestra delante tuya, tanto las cosas buenas que viviste en ese momento, como también las malas.
  • Entonces, ¿en qué te centras tú de esa información que te muestra tu mente? En cómo acabó.
  • ¿Y cómo acabó? Pues haciéndote sufrir y creándote daños emocionales.
  • Por tanto, ¿qué es lo que tu mente te recomienda ante esa nueva situación del presente, que se parece tanto a la que viviste en el pasado y que tuvo un final negativo para ti.?
  • Que huyas de ello. Y para hacértelo entender, te hace sentir miedo.

Entonces ¿qué has hecho mal con todo este análisis que acabas de ver?

Que has obviado la parte positiva que te creó el amor en tu pasado.

¿Acaso no te sentiste bien, feliz y contento cuando estabas enamorado en ese pasado? Pues claro que si.

Estar enamorado te hizo bien, aunque esa situación al final acabase mal.

CONSIGUE ESTE EBOOK AHORA


Estás siendo totalmente injusto y valorando únicamente el resultado final, que realmente no te lo provocó el hecho que te enamoraras, sino muchísimos otros factores que han intervenido en esa relación que tuviste en el pasado.

Pero claro, eso a tu mente no le conviene.

¿Por qué? Porque entonces empiezas a ser plenamente consciente de la realidad, empiezas a ser objetivo con lo que sientes y con lo que realmente originó ese estado emocional.

¿Y qué sucede entonces? Que cuando eres consciente y objetivo, tu miedo empieza a perder potencia.

Y entonces es como si se te cayese el velo de los ojos. Empiezas a ver la realidad de otra forma y a analizar cada situación, pensamiento y emoción que llega a ti.

¿Y el miedo? Ahí está guardado para lo que tiene que servir, reaccionar ante una situación de peligro.

¿Estar enamorado es una situación de peligro? No.

¿Entonces para qué vas a sentir miedo?

Espero que este pequeño análisis objetivo, te haya hecho entender un poco mejor el porqué el miedo a enamorarse definitivamente no existe.


No hay comentarios:
Deja tus comentarios