No estoy preparado para tener una relación de pareja. La excusa perfecta de las personas con filofobia

 

Seguro que más de una vez habrás escuchado esa frase, o incluso puede que hasta la hayas usado tú, ¿verdad?.

Todo va bien con alguien, empezáis a congeniar, salir juntos, tener cierta intimidad y de repente, como por arte de magia, salen estas fantásticas palabras: "No podemos seguir así. Yo no estoy preparado para tener una relación de pareja. Necesito tiempo para mi y aclarar mis ideas".



Ufffff.....¡¡chungo, ¿verdad?!!

Esto se ha convertido en una de las excusas principales en las personas que tienen filofobia o miedo al compromiso.

Y digo excusa, porque eso es lo que realmente es....¡¡un pedazo de excusa!!.

Es cierto que todos necesitamos tiempo para nosotros mismos, y eso está bien. Puedes irte a tu casa y en vez de pasarte dos horas en facebook, puedes usarlas para meditar, nadie te impide eso.

Pero claro, tú prefieres que esas dos horas a la semana que pasas con alguien se conviertan en el justificante perfecto, ¿a que si?

No está bien es usar eso como escudo para protegerte de un miedo que tú mismo te has creado.

Eso es lo que no está bien, ni para la otra persona, ni para ti.

Sobre todo para ti.

¿Qué es para ti una relación de pareja?


Pues depende de tus expectativas.

¿Y de qué dependen esas expectativas?

De tus pensamientos.

¿Y de dónde vienen esos pensamientos?

De tu pasado.

¿Y si ese pasado no es demasiado positivo, qué pasa?

Pues que convertirás el concepto de "relación de pareja" en algo que no te guste demasiado o te provoque cierto respeto.

Pero......el problema viene cuando ni tan siquiera sois pareja y ya piensas como tal.

El problemón que tiene esto es que cuando te ves con alguien, ya vas con ciertas expectativas de lo que supuestamente vas a conseguir con ella.

Y lo malo es que das por hecho que eso será así.

Por tanto, empiezas a tener miedo.

¿Miedo porqué y a qué?

A que realmente esa persona pueda ser la persona indicada para tener una relación de pareja estable y duradera con ella.

¿Y qué hay eso de malo?

Pues que se asocia con tus expectativas, pensamientos y pasado (como acabamos de hablar).

¿Y?

Pues que si en tu pasado has vivido una mala experiencia en anteriores relaciones, probablemente sentirás lo mismo ahora en el presente.

Es como si tuvieras miedo a que tu pasado se repitiera.

Pero....¿si esa persona es totalmente distinta a con la que estuviste en tus anteriores relaciones?

Ya, pero eso a tu cuerpo le da igual, porque ya está acostumbrado a reaccionar de la misma forma ante situaciones similares.

Tu cuerpo se pasa por el forro lo que tu mente perciba, porque es él el que tiene el control.

En el momento en el que vives una situación relacionada con tema de "pareja", tu cuerpo le dice a tu mente:

"Ey....no hace falta que analices eso, que ya se lo que tengo que hacer en estos casos"

Y por consiguiente te mete en un estado de alerta para prevenirte de que tu pasado no se repita.

Pero, ¿quien te ha dicho que se va a repetir?

Nadie, pero tu cuerpo así lo cree.

Lo malo de esto es que te hace entrar en un estado emocional de miedo, y por tanto, los pensamientos que se generan de ahí, son pensamientos que refuerzan ese temor, y lo siguiente es que se justifica ese estado emocional y caes en su efecto.

Es como si encontraras el justificante perfecto para salir corriendo.

¿Qué significa realmente estar preparado para tener una relación de pareja?


Pues se percibe como la capacidad de atender a tus expectativas.

Pero, ¿y la realidad, dónde la dejamos?

Ahí aparcada, esperando que la tiremos a la basura y le demos la espalda.

Así de claro.

Sentirse que no está uno preparado para una relación es lo mismo que decir:

"Ignoro la realidad, la doy por hecho, me centro en mis expectativas, me comparo con ellas, determino si voy a ser capaz de cubrirlas, y emito un juicio al respecto"

Por lo tanto, te sentirás bien o mal dependiendo de ese juicio.

Pero te vuelvo a preguntar: "¿Y tu realidad, dónde la has dejado, dónde interviene, dónde participa?"

En ningún sitio.



Simplemente es como si tuvieras un sueño, piensas en él, te juzgas en base a ese sueño y luego te sientes mal por no cumplir con dichas expectativas.

Luego vuelves a la realidad y le dices a la persona que tienes delante, que ni tan siquiera te ha pedido nada ni te ha hablado de nada relacionado con el tema de relación de pareja:

"No se si estoy realmente preparado para tener una relación de pareja"

¿Sabes lo que debería decir la otra persona?

"¿Pero quien co** ha hablado de relación de pareja?"

"¿Pero de qué hablas, si no estamos conociendo aún?"

"¿Pero qué dices, si llevamos dos meses juntos solamente?"

Sin embargo, como la otra persona siente algo por nosotros y le gustamos, pues se siente mal por lo que le decimos y cae en nuestro juego, un jugo ficticio en el que jugamos basándonos en nuestras reglas.

Por tanto, la otra persona también deja la realidad y entra en tu mundo.

¿Y sabes quien gana ahí?

El miedo. Eso tenlo por seguro.

Por eso, la mayoría de las personas que tienen filofobia, usan esta excusa como medio para salir huyendo creyendo que su mundo virtual que ellos mismos han creado en su mente, es el mismo que el que están viviendo en la realidad.

Un error fatal que ta hace ver la cantidad de oportunidades que pierdes en tu vida, por culpa de tus pensamientos y expectativas.


8 comentarios:
Deja tus comentarios
  1. Es cierto que una persona con filofobia puede perpetuarse en una relación sin compromiso durante años ????? Osea en esas relaciones en las que por regla general la gran mayoría de las personas pasan unos meses y se acaba....quienes padecen este trastorno lo pueden dilatar por años no ???
    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Angel:

      Todo tiene sus pros y sus contras. Lo bueno que tienen es que dejan de pensar esa estúpida tendencia a creerse en pareja después de dos meses con alguien (como si fuera tiempo suficiente para conocer a alguien. Normal que haya tantas rupturas hoy en día), y su contra es que lo pueden llegar a alargar hasta que supera cierto umbral, en el que salta el miedo y la tendencia es caer en su efecto y salir corriendo de esa situación.

      Un saludo y gracias por comentar.

      Eliminar
  2. Una de las cosas que se debe hacer bien con una persona con filofobia es saber medir e interpretar sus tiempos no ?
    Quiero decir , tras un alejamiento entre filofóbico y la otra persona debido al miedo del primero , si el filofóbico vuelve con un simple "hola " se debe entender que eso es un gran esfuerzo para ellos no?
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es importante no sólo medir "sus tiempos", sino el tiempo en general. De hecho, cuando te dice "hola", interpretar ese "hola" como algo fuera de lo que realmente es, se convierte en una estupidez que conlleva aceleración, expectativas y pérdida de poder sobre la realidad real.

      Y ahí el miedo se ríe de ti mismo y delante tuya, así que fíjate la importancia que tiene.

      Pero no aprendemos...de hecho es un problema general...Alguien nos dice "hola" después de una ruptura y empezamos a pensar como locos y a alejarnos de la realidad para luego volver a hacer lo mismo de siempre.

      Pero bueno, ese es otro tema.

      Un saludo Angel y gracias por tu comentario.

      Eliminar
  3. Cómo a alejarnos de la realidad para luego hacer lo mismo que siempre ? Eso no lo he entendido. Que con su "hola " no quieren decir nada más que hola y la otra persona se hace falsas ilusiones ? No he entendido qué ha querido decir. Gracias

    ResponderEliminar
  4. Hablando de tiempo, sé que cada caso será distinto, pero una pregunta que me hago es cuanto tiempo tiene que estar la persona que pretende recuperar a la pareja que tiene filofobia llevando la iniciativa.
    Dicho de otra forma, es normal que despues de por ejemplo 3 meses todavía siga uno siendo quien inicia primero las conversaciones, y que si no hablas a esa persona, ella tampoco lo haga? Hay alguna manera de hacer, sin agobiar, que la persona recobre el interés por hablar? Porque el caso es que cuando responde, se la ve interesada a la persona.. pero siempre soy yo el que inicia la conversación,...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu tiempo no tiene porqué ser el mismo que para los demás. Como ya dije en otro comentario, el gran problema que tenemos (todos, todos), es el tema de que queremos ir a mil por hora en una relación, queremos tener tiempos limitados, de lo que se supone, etc... y eso es un error. Lo único que tienes que plantearte es que si llevas 3 meses y no tiene ganas de hablar, es porque no tienes ganas de hablar, no tiene la suficiente confianza contigo, no te quiere lo suficiente, no tiene tanto apego, no sabe lo que siente, o infinidad de etcéteras.....

      Con esto quiero decirte que lo único valioso es la realidad. ¿Puede que pasen 3 meses y siga igual? Pues claro que si.

      ¿Puede que pase una semana y cambie? Pues también.

      Todo depende de la realidad y no de ninguna franja de tiempo determinada.

      Un saludo y gracias por comentar.

      Eliminar
  5. Una persona que lleve varios años sufriendo filofobia podría caer en el riesgo de que se le haga crónico dicho problema si no se pone en manos de un profesional ?

    ResponderEliminar