De qué sirve decirle a una persona con filofobia, que tiene un problema

Muchos me habéis preguntado si es buena idea hacerle saber a alguien que tiene filofobia, que está padeciendo un transtorno y que debería hacer algo para superarlo.



De hecho, muchos de vosotros le habéis hecho llegar a esa persona algunos de mis artículos, o incluso mi eBook: ¿Miedo al amor?¿Y eso por qué?

Y la reacción es siempre la misma.

Negativa.

Tengo mi Curso "Relaciones Sin Miedo" con la opción de que puedas regalárselo a esa persona que sufre filofobia o miedo al compromiso.

¿Sabes cuál es el porcentaje de progreso en ese Curso de las personas que lo reciben como regalo?

El 3%.

Es decir, de las personas que lo hacen, sólo ven el primer video.

Cuando ven el primer video y se sienten tan identificados con el problema que les hace sentirse tan mal, que lo único que hacen es cerrar el programa y dejar el curso en el baúl de los recuerdos.

Sin embargo, las personas que sí se mentalizan de que tienen un problema, que quieren hacer todo lo posible por superarlo y que están dispuestos a cambiar y controlar sus miedos, bloqueos e inseguridades, el porcentaje de éxito es del 95%.

¿Cuál es la diferencia?

Que el primero, al recibir la información de su problema y no estar realmente mentalizado de él, no tiene el mismo interés en superarlo, por el mero hecho de que subestima este tipo de situaciones.

¿Le digo a mi pareja que creo que tiene filofobia?


¿Para qué se lo vas a decir?

¿Para que lo supere?

¿Para que se mentalice?

¿Para que salte el chic en su mente y cambie de forma milagrosa?

Nada de eso ocurrirá hasta que esa persona por si sola no se mentalice de que quiere superar ese problema.

Y para ello, primero tiene que ser consciente de él.

Y antes, tiene que percibir el problema como tal.

¿Sabes porqué la mayoría de las personas le dicen a la otra que tienen un problema?

Para satisfacer su ego de hacerle entender que es consciente que la otra persona tiene un problema.

Una forma sutil de decirle que no es culpa tuya, sino de él.

Que si no se avanza, es porque él no quiere y porque tiene un problema que no quiere solucionar.

En cierta medida es así, pero el decírselo no sirve para nada, más que para ponerlo en estado defensivo nuevamente.

A nadie le gusta que le digan que tiene un problema y que los demás se han dado cuenta de él, aunque sea verdad.

Por tanto, olvida el pensamiento de decirle nada a la otra persona y mentalízate de hacer todo lo posible de forma práctica para ayudarlo.

Ayudarlo de verdad y no mediante las palabras.

¿Quieres ayudar a esa persona que crees que tiene filofobia a que supere sus miedos, bloqueos e inseguridades?

Pues hazlo, pero hazlo bien.

Coach en Desarrollo Personal y Experto en Inteligencia Emocional. 13 años trabajando en desarrollar correctamente las relaciones de parejas y tratar los conflictos entre ellas en especial la filofobia y el miedo a comprometerse emocionalmente con otras personas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

ANTONIO BARRAGAN
Skype: Antoniobp1978
Cádiz, España

ENVIAME UN MENSAJE