No poder darte lo que tú me pides. Problemas con parejas filofóbicas.

 

Muchas personas que padecen filofobia y con las que he estado trabajando, me han transmitido muchas veces que han padecido la sensación de no poder estar a la altura de lo que la otra persona tenía previsto para ella o la relación que podría derivar de estar con ella.



Es decir, personas que entran en "pánico" y en un estado de ansiedad al entender que la otra persona (que sólo quiere iniciar una relación de pareja, supuestamente normal, aunque lo hagan fatal, como casi todo el mundo) le va a exigir más de lo que puede dar.

Es una forma de decir: "Tú me quieres demasiado, y dices estar enamorada de mi, pero yo no se lo que siento, por lo que no podré estar a la altura de tus emociones, con lo que mejor que puedo hacer es irme de esta relación o la ansiedad y el miedo podrán conmigo".

Y ahora la pregunta del millón: "¿Por qué hacemos que esa persona con filofobia llegue a pensar eso?"

Uno de los motivos suele ser el hecho de etiquetar esa relación de forma consciente o inconsciente.

Al ponerle nombre a lo que somos, parece como si tuviéramos que cubrir un nivel y cumplir con ciertas expectativas y objetivos en dicha relación.

Es como si dijera: "como ya somos novios, pues a partir de ahora, a enseñarme el móvil todos los días para ver con quien hablas" (bueno, ejemplo exagerado por mi parte, pero bueno).

¿Sabes lo que sucede cuando en un acto sexual entran en juego las expectativas y las metas? Que todo se viene abajo (si eres hombre seguro que me entiendes con esto último).

Las expectativas surgen cuando nos ponemos límites y metas.

Y esas expectativas, hacen que las personas se cuestionen y juzguen a si mismas.

¿Y qué sucede cuando esto ocurre a alguien con filofobia?

Que se siente presionado y ve en dicha presión la excusa perfecta para justificar el que esa relación no puede funcionar.

Encuentra en algo que se supone que es bueno (se supone, ¿eh?), algo para salir corriendo y abandonar todo para recuperar el control.

Cuando avanzamos demasiado rápido


Dirás que soy demasiado pesado o quizás anticuado en el hecho de tener que ir al ritmo correcto en toda relación de pareja, pero es que es la verdad y te lo diré todas las veces que haga falta.

Ya hemos visto cómo todas las relaciones de pareja, casi siempre se suelen iniciar mal, por culpa de la velocidad que se pilla al empezar.

Y eso hace que nos acostumbremos a que en el momento en el que nuestras expectativas coinciden con la realidad, creamos que esa persona es la que estamos buscando.

Y entonces empezamos a hablar de emociones, sentimientos, casarnos y tener hijos.

Imagínate que le hablas de eso a alguien con filofobia.

Literalmente pone kilómetros de por medio.

¿Por qué?

Porque usará la excusa de que no puede estar a tu altura.

Te has enamorado demasiado rápido o tienes unas expectativas muy altas y quizás esa persona tiene miedo de no cumplirlas.

Dentro de lo que cabe, podríamos decir que es un miedo normal y podría tenerlo cualquiera.

¿Pero porqué sigue siendo un miedo disfuncional y usado como excusa por personas con filofobia?

Porque llegan a un punto en el que el más mínimo avance, es interpretado como que se va demasiado rápido o se aspiran a metas demasiado altas.

Imagina que estás hablando con un chico que has conocido y de repente le dices que te ha gustado mucho y te gustaría salir con él para conoceros en persona.

Si esa persona tiene filofobia, verá esa simple proposición necesaria y normal para avanzar en una relación, como algo demasiado alto y sentirá miedo de tener que afrontar esa realidad.

Ese miedo pide un justificante, que será: "Creo que no puedo darte lo que tú pides y no estoy en la misma línea emocional que tú"

Y ahora la pregunta del doble millón: "¿Y cómo sabe esa persona que no podrá darle lo que pide ni estará a la altura si no lo prueba?"

Por eso es un miedo disfuncional que usa una excusa para justificar dicho miedo.

Son personas que como te dije, tienen miedo a cruzar la calle por miedo a que lo atropellen o miedo a salir cuando hay tormenta por si le cae un rayo encima.

Personas que siempre se apoyan en la excusa menos probable, sin tan siquiera intentarlo.

La filofobia es un miedo que hace que la perspectiva de nosotros mismos cambie, que tergiversemos la realidad y la evitemos y también que nuestra autoestima baje.


No hay comentarios:
Deja tus comentarios