El mayor obstáculo que muestran las personas que quieren ayudar a que su pareja supere su filofobia o miedo al compromiso

 

Después de varios años trabajando no sólo con personas que tienen filofobia, sino también con aquellas que quieren ayudar a que su pareja o la persona con la que están intentando tener una relación sentimental, supere dichos miedos, temores e inseguridades, he querido resumir cuáles son los inconvenientes principales que muestran estos casos y cómo puedes superarlos.



Este post está enfocado no en la persona que padece el problema, sino en las barreras que ponen aquellas que quieren ayudar a dicha persona a que elimine sus miedos y bloqueos.

Como cuando sabes lo que tienes que hacer, pero no lo haces.

El miedo a perder lo poco (o nada) que hay


Esto es relativamente normal, pero se convierte en el mayor obstáculo que presentan las personas que quieren ayudar a que su pareja elimine su miedo al compromiso.

¿Por qué nos cuesta tanto ver la realidad? ¿Por qué nos cuesta tanto entender que lo que tenemos ahora mismo con esa persona no es nada?

Personas que no quieren dar un paso adelante porque tienen miedo de perder su supuesta relación con dicha persona.

Y en realidad no tienen nada. Algunos ni tan siquiera son amigos reales.

Se ven en el trabajo, gimnasio y poco más....

Después de eso, no hay nada.

Crees que tienes una relación, pero no hay nada.

Mucha palabrería y poca realidad.

El problema es que si sigues manteniendo a esa persona en su mundo de imaginaciones, nunca pisará la realidad.

¿Y pretendes que deje de tener miedo jugando en su terreno, en su mundo y bajo sus reglas?

Una persona con filofobia está super cómoda tal y como está ahora.

No se mueve, a no ser que baje su umbral emocional.

Y si esperas a que eso ocurra por naturaleza, siéntate esperar y échale meses de por medio.

Resulta curioso cuando tengo una sesión con alguien y le digo: "Tienes que hacer esto...."

Y la otra persona me dice: " Es que si hago eso puede que ya no me hable...."

¿Pero qué dices? Si llevas 5 meses sin hablar con esa persona....

¿Qué tienes miedo a perder si no tienes nada?

Pues nada, erre que erre.

No le quiero decir a esa persona que a partir de ahora todo va a cambiar por si luego se enfada y me deja de hablar. Esa es la actitud.

Y ahora viene este punto relacionado con lo que estamos hablando.

El miedo a la reacción de la otra persona


"Tienes que decirle a la otra persona que sólo sois amigos, que entre vosotros no hay nada y que por ahora no te planteas la opción de que lo haya"

(Reacción de esa persona que tiene que poner en práctica eso): "¿Ehhh?...¿pero cómo le voy a decir eso?...seguro que le cae mal...es una frase demasiado agresiva, seguro que se enfada"

Y ahora es cuando vienen las excusas, cuando la persona con la que estoy trabajando, esa que se supone que tiene que hacer ciertas cosas para ayudar a que la otra supere sus miedos, empieza:


  • "Me puedes explicar cuáles son todos los pasos" (Normalmente para ver si todo el proceso será tan duro como esto)
  • "Si si....se lo voy a decir" (Y luego no le dice nada)
  • "Estoy confundido...esto es demasiado duro para mi"
  • "No entiendo porqué tengo que hacer eso....a ver , explícame para qué tengo que hacerlo y su fundamento psicológico"

Y alargamos, alargamos y alargamos hasta que al final la persona se da cuenta que pasa el tiempo y no ha hecho nada.

El resumen: "Tiene miedo de la reacción de la otra persona y que se pierda lo poco o nada que tienen"

Y lo curioso es que la mayoría de los casos así, mientras más miedo a la reacción del otro se tiene, menos tiene realmente esa persona en su vida.

Es decir, los que más suelen adoptar esta actitud, son los que menos tienen que perder.

¿Y eso porqué?

Porque se han enamorado de sus pensamientos, del estado en el que se encuentran y tienen miedo de avanzar porque su mente se ha adaptado al punto en el que se encuentran.

Si avanzan y aceptan la realidad, puede que dicha realidad sea dura y requiera esfuerzo, y eso no gusta tanto.


"Necesito saber que si hago el trabajo, mi éxito estará garantizado"


El inversor seguro.

"¿Si voy a tu Curso, mi pareja solucionará su filofobia?"

"¿Si hago esto, mi pareja dejará de tener miedo?"

Es el típico: "Quiero resultados que estén garantizados"

La mayoría de personas así, normalmente son las que mayor miedo tienen después a hacer las cosas de forma asertiva y realista, y al final son el gran porcentaje encuadrado en los grupos anteriores.


Siempre recomiendo a las personas con las que trabajo que cambien su actitud, o nunca conseguirán sus metas.


Cualquier persona tiene las herramientas y capacidades necesarias para hacerlo, siempre y cuando no hagas que ese trabajo se realice bajo tus reglas.



Muchas personas intentan llevarme a su terreno, intentar que vea su realidad para demostrarme que las cosas son con ellos piensan.

Eso es todo un error. 

El 90% de las personas que trabajan conmigo, al final siempre mejoran en todos los aspectos, tanto en su relación de pareja, como a nivel personal.

Pero para ello es necesario que adoptes una actitud de querer aprender, de poner en práctica y de aceptar la realidad.

Se que hay cosas que duelen y cuesta ponerlas en marcha, pero son indispensables, aunque te parezcan contradictorias a primera vista.

¿Sabes quienes son los que antes consiguen resultados esperados?

Los que adoptan la actitud de:

"Tú dime lo que tengo que hacer, y yo lo hago sin cuestionarlo"

No es porque lo diga yo, sino porque la filofobia es un problema muy predecible, y que al igual que tú estás pasando por esta situación y planteando tus problemas, muchísimas personas ya lo han hecho antes y el resultado es el que es.

Yo trato de mostrarte dichos resultados para que veas que no eres el único que piensa así ni el único que ha dudado de si esto que hay que hacer es o no lo correcto, y por eso mi trabajo es avisarte que probablemente tampoco serás el único en fracasar y darte cuenta que no has avanzado, al igual que ya lo hicieron muchos como tú.


Hazte antes la siguiente pregunta: ¿Estás preparado tú para hacer ese trabajo sin que te conviertas en tu propio obstáculo?

No hay comentarios:
Deja tus comentarios