Cuando una persona con filofobia te dice que no puede darte lo que tú quieres



En el mundo de las suposiciones y las expectativas, la filofobia es la reina de los transtornos.

Vivimos una vida en la que nuestras inseguridades y falta de gestión emocional, hace que nos encarguemos de tirar por la borda la realidad que vivimos, la malinterpretemos, la tergiversemos y acabemos viviendo una vida condicionada por nuestros miedos.

Seguro que si has tenido una relación con una persona con filofobia o miedo a enamorarse, el concepto de "No puedo darte lo que tú quieres", habrá estado presente, ¿verdad que si?.

Vamos a explicar un poco más a fondo esta "excusa", porqué sucede y cómo puedes lidiar con ella.

¿Por qué las personas con filofobia creen que no pueden dar lo que tú quieres?


Por el falso concepto que tienen del amor y de las relaciones sentimentales.

La mayoría de los filofóbicos, suelen tener un condicionamiento del pasado que hace que el concepto del amor, cariño, etc... esté asociado a algo difícil de afrontar.

Y ahí está la cuestión....¡¡DIFÍCIL DE AFRONTAR!!.

Las personas con miedo a enamorarse tienen una gran inseguridad y falta de autoestima, lo que hace que cualquier "reto", se vea cuestionado no por la dificultad de dicho reto, sino por la creencia de que no podrán superarlo o hacerles frente.

En el tema de las relaciones de pareja sucede igual, la persona cree que tener una relación es algo que le será extremadamente difícil afrontar, y por eso aparece el miedo a cómo afrontarlo.

Pero aquí no está lo mejor.....

Lo mejor de todo es que este concepto de no poder dar lo que el otro quiere, se sostiene únicamente por el hecho de no conocer qué es lo que el otro quiere.

Es decir, cuando alguien te dice "es que no puedo darte lo que tú quieres", suele ser por el hecho de que supone lo que la otra persona está demandándole.

En otras palabras, las personas con miedo a enamorarse creen saber lo que el otro le va a pedir, y por eso mismo empiezan a juzgar la situación.

Pero lo que no nos damos cuenta es de que esa "creencia" de saber lo que el otro quiere, está condicionada por nuestros propios filtros y no por la realidad.




He visto cómo alguien invitaba a otra persona a tomar café y la otra persona (que padece miedo al compromiso), interpretar que ese café supondrá que quiere algo más serio, que querrá algo después de dicho cafecito, que después tendrán que acostarse juntos y que luego se van a casar, tener hijos y formar una familia....y claro, cuando pienso en todo eso, pues me entran náuseas y casi ganas de vomitar.

Pues normal...porque has cometido el error de asociar café con algo más de lo que realmente es.

Hay pruebas psicológicas que te hacen preguntas tipo:

  • Tren es a velocidad...como bicicleta es a …… (y lo normal es que todo el mundo piense en "lentitud")
Pues en el mundo de la filofobia sería:

  • Hablar es amistad...como café es a ….(ser pareja, tener novio/a, comprometerme, perder mi estilo de vida, tener responsabilidades, casarme, tener hijos, perder mi libertad)

Y todo esto porque no sabemos analizar ni disfrutar la puñetera realidad.

Café es café y punto....

Todo lo que venga de ahí es de tu cosecha, de tu propio filtro y de tus propios problemas. Y si tienes ese concepto de la realidad, deberías hacer algo para trabajarlo, porque si no acabarás como el 95% de las personas con filofobia.

¿Qué hacer ante esta situación?


Regla fundamental en la vida: "No dejarte llevar por las falsas realidades de los demás".

Ser asertivo pues se convierte en algo fundamental si quieres no dejarte llevar por estos falsos conceptos de la realidad.

Aquí entra en juego la comunicación básica y esencial que únicamente la realidad es la que la guía.

¿Te he pedido algo?... ¿Verdad que no?... ¿Por qué das por hecho entonces que tú no podrás dármelo?

En otras palabras, tienes que entrar en el concepto de que tú no le has pedido nada a esa persona, no le has dicho que te de nada, no esperas nada de él / ella y hacerla chocar con la realidad.

¿Cuál es la realidad?

Que lo único que le has pedido es esto (basándote en el presente exclusivo).

Es decir, si le has pedido a una persona tomar un café y ella por culpa del miedo y de la inseguridad se va por los cerros de Úbeda creyendo que eso supone que vais a tener una cita de pareja, pues tienes que recalcarle que si él no es capaz de darte 20 minutos de su tiempo para tomar un café, pues perfecto...no hay problema, pero que todo quede en que ¡¡NO HAS SIDO CAPAZ DE DARME 20 MINUTOS DE TU TIEMPO PARA TOMAR UN CAFÉ CONMIGO!!.




Si la situación continua, tienes que hacerle ver a esa persona que tú no quieres más que eso, y que por encima de eso no habías pensado en ella para que te lo diera.

Es decir,...."yo solo quiero tomar algo como amigos, si por eso has llegado a pensar que voy a querer algo más contigo, creo que te estás equivocando....no pienso en ti como algo más allá de la amistad. Lamento si he roto tus expectativas, pero no eres una persona con la que me plantearía ahora mismo (RECALCAMOS EL "AHORA MISMO") tener nada más que eso."

Y todo queda ahí.

La persona con filofobia o miedo a enamorarse tiene que chocar con esa realidad, que es totalmente centrada en el presente.

Sé que a muchas personas les cuesta llevar esto a cabo, por sus propios miedos e inseguridades, pero es la mejor forma de no dejarte arrastrar por personas filofóbicas y su tendencia a creerse impotentes ante un futuro que no ha llegado ni sabrán si llegarán.

Coach en Desarrollo Personal y Experto en Inteligencia Emocional. 13 años trabajando en desarrollar correctamente las relaciones de parejas y tratar los conflictos entre ellas en especial la filofobia y el miedo a comprometerse emocionalmente con otras personas.

4 comentarios:

  1. De acuerdo, traerlos al presente y enfrentarles con la realidad aunque duela para que no caigan en las expectativas lo entiendo. Ahora bien, decir tajantemente "no me planteo nada contigo" no es cerrar las puertas en exceso? Es decir, no sería mejor decirlo con la idea de no estar cerrado a algo en el futuro? Por ejemplo, añadir la coletilla de "no me planteo nada por el momento" u otras parecidas..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que si...aquí lo que trato de explicar es que hay que ir en la misma proporción que la persona que te lo dice. Imagina que te dice que quiere casarse contigo a los dos días de conocerte, pues tienes que actuar en consecuencia de la realidad....

      Si añades esa bonita "coletilla", la persona con filofobia añadirá otra en su mente que será: "bien...ahora no, pero mañana quizás si...¿verdad?....pues nada...entonces estás tomando algo conmigo porque estás intentando tener algo conmigo, ¿verdad?...uffff...me voy corriendo".

      Pruébalo si quieres y me dices el resultado...verás lo que te digo.

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Ya, supongo que eso será al principio, pero en el caso (es el mio) de llevar un par de años ya acercándome a la persona con este trastorno, habrá algún momento en el que eso saldrá, tarde o temprano. De ahi mi pregunta. Muy lentamente avanzo, pero de lo lento no quiero tampoco equivocarme..

      Eliminar
    3. Aquí el problema es la actitud...si avanzas con el objetivo de relación de pareja, olvídate, que no funcionará.... El avance y enfoque tiene que ser en pos de que supere su problema...si no...no habrá relación.

      Un abrazo y gracias por comentar.

      Eliminar

Copyright © 2016 Mundo Relaciones. Política de Privacidad