No cometas estos errores (super dañinos), cuando tu pareja tiene filofobia o miedo al compromiso

 

Hay muchos errores que uno suele cometer cuando su pareja o la persona que le gusta y con la que le gustaría tener algo serio con ella, tiene filofobia o miedo al compromiso.

De hecho, ya escribí un post detallando cuáles eran estos errores que podrían costarte tu relación.

Aunque dentro de esa grandísima lista, vamos a recopilar los más comunes y a la vez, más dañinos que se suelen cometer.

Puede que te sientas identificado con alguno de estos errores y puede incluso que ya los hayas cometido, pero no se trata de solamente identificarlos, sino de qué vas a hacer para no cometerlos más.



También quiero que tengas en cuenta, que estos errores no son porque así lo digan estudios psicológicos ni porque esté escrito en ningún manual, sino porque así lo muestra la experiencia con los más de 200 clientes con los que he trabajado que sufren este problema.

Ahora que esto está más o menos claro, pues empezamos.



  • Si tiene miedo de estar conmigo, es que no me quiere.

Normal que puedas pensar eso, pero si profundizamos un poco más en este concepto, llegamos a la conclusión de que se suele pensar eso por nuestra dependencia emocional y no por otra cosa.

Es decir, necesitamos que esa persona nos muestre cierto cariño, afecto, amor..... y como no lo hace, pues nos sentimos mal.

Te vuelvo a repetir que puede ser algo normal. El ser humano siempre quiere y necesita amor, cariño y afecto de los demás, pero hay que tener en cuenta una cosa: 

"Que una persona no te muestre sus sentimientos, no quiere decir que no los tenga"

¿Queda claro?

El miedo es una emoción que bloquea muchas otras emociones, pero no las anula.

Con esto tienes que tener claro que cuando alguien tiene miedo, no quiere decir que dentro de su corazón no esté profundamente enamorado de ti.

Vamos a dejar ya a un lado los tópicos absurdos y estúpidos de que el amor todo lo puede y que con amor superas todas las barreras.

Eso es mentira y sólamente podemos aplicarlo a quienes gozan de una increíble inteligencia emocional apta para que esto se cumpla.

Para el resto de los mortales, no.

Por tanto, dejemos ya el pensamiento de: "Si no se acerca a mi, es que no me quiere".




  • Perseguirlo y acosarlo cuando la otra persona se aleja 


Todo va bien, hasta que un día empieza a ir mal.

El miedo hace acto de presencia en la otra persona y en vez de acercarse más a ti, se aleja.

¿Y qué haces tú?

Pedirle explicaciones, como si te debiera algo o como si tuviera la obligación de explicarte el porqué no quiere seguir adelante (de momento).

Pero nosotros, en vez de darle lo que necesita y así tranquilizarlo y volverlos a meter en un estado mental más óptimo para la comunicación, lo que hacemos es perseguirlo, acosarlo, exigir explicaciones.

¿Y por qué hacemos eso?

Porque tenemos miedo de que se nos vaya para siempre.

¿Y cuál es el resultado de hacer esto?

Que la otra persona se aleja todavía más al obligarla tú a entrar en un estado defensivo todavía más inaccesible.

¿Y quien tiene la culpa?

Eso ya decídelo tú ante lo que acabo de comentarte.

"Es que tengo derecho de saber porqué se aleja y qué le pasa."

No, no lo tienes.

"Es que después de tanto tiempo juntos, me debe una explicación"

No, no te debe absolutamente nada.

¿Queda claro?

Nadie tiene la obligación de nada y todos tenemos el derecho de hacer lo que se nos pegue la regalada gana, siempre y cuando eso no hiera ni haga daño.

Pero claro, en este caso sí que lo hace, ¿verdad?

Pues no. El daño te lo creas tú mismo al asociar que el hecho de que la otra persona se vaya a que ya no volverá más y lo perderás.

¿Qué quieres tener a tu lado una persona libre o un esclavo que te tenga que rendir cuentas?

No persigas a la otra persona cuando ésta salga huyendo.

Si lo haces, correrá todavía más y no podrás acceder a ella en mucho tiempo.

Si la dejas correr, cuando se canse, podrás adoptar las pautas correctas para acceder mejor a ella y reestablecer el contacto, pero esta vez de una forma más inteligente.



  • Juzgar la situación bajo un contexto equivocado

Bueno, este punto quizás lleve a confusiones, pero vamos a resumirlo en lo siguiente:

"¿Sois pareja? No.... Pues entonces no le exijas a esa persona como si fuera tu pareja"

Simple, ¿verdad?

Pues todavía hay personas que cuando están conociendo a alguien que les gusta y están en una etapa de conocimiento con ella, les piden responsabilidades como si fueran pareja formal.

Pensar que esa persona es el amor de tu vida cuando tan sólo llevas varios meses con ella, es un error como la copa de un pino.

¿Por qué?

Porque estás desviándote de la realidad y juzgándola bajo el filtro de lo que quieres alcanzar en un futuro con esa persona.

Actuar con esa actitud, fomenta el miedo en la otra persona y acelera el que ponga pies en polvorosa.

Hay que ir al ritmo correcto, de la forma correcta, sin acelerones ni frenazos.

Eso ayudará a que el miedo se mantenga controlado en todo momento por la realidad.


  • No hablar asertivamente por miedo a la reacción de la otra persona

Uffffff....esto pasa cada momento, cada minuto, cada segundo.

El asqueroso hábito de querer aparentar que somos lo mejor ante la otra persona.

El hábito de "engañar" a la otra persona riendo cuando dice algo (aunque no tengamos ganas), asintiendo (cuando queremos decir que no), o consintiendo (cuando no tienes ni pizca de ganas).

¿Y todo por qué?

Porque tienes miedo de sus miedos.

Es decir, tienes pánico de que salga corriendo porque ya sabes cómo es y el problema que tiene.

Cuando la persona con la que estás iniciando algo, tiene filofobia, parece que tenemos que tratarla de una forma especial, de una forma engañosa.

Esto hasta cierto punto puede considerarse correcto, es decir, si quieres recuperar la comunicación con esa persona que hace un tiempo salió corriendo y huyendo de ti presa del miedo, es normal que tengas que ir super despacio y mostrándole tu mejor versión de ti mismo.

Pero eso no quiere decir que siempre sea lo mejor.

¿Por qué?

Porque en todas las etapas de la relación, la asertividad se convierte en algo esencial.

¿Esencial para qué?

Para que la otra persona te conozca lo mejor posible.

¿Y eso para qué sirve?

Para que se ancle a la realidad y deje de tener pensamientos estúpidos que le provoquen miedo.

Es una forma de hacerle ver a esa persona que lo que piensa, es un error y que la realidad no es tan mala como parece, aunque le muestres la versión más dura de dicha realidad.

Esto puede parecerte una contradicción, pero es super efectiva, sobre todo en ciertos momentos en los que estáis recobrando el contacto con esa persona que en su momento salió huyendo de ti.

"Oye, que tengo que hablar contigo. Es que yo tengo miedo de lo nuestro, de que vayamos demasiado rápido y no se si estoy preparado para tener una relación contigo".

¿Qué suele hacer la gente ante esta situación?

Respuestas como esta:

"¿Pero por qué? Si juntos estamos super bien, y si tienes algún problema, yo podré ayudarte para que poco a poco avancemos y siempre estemos juntos."

Error garrafal.

¿Cuál es la respuesta más correcta?

"¿Relación.....pero qué relación? ¿De qué me estás hablando por Dios?. Si lo nuestro no se acerca ni a lo que se supone que debe ser una relación de pareja. Tranquilo, porque creo que el que se está lanzando eres tú. Ahora no somos relación de pareja ni por asomo y quédate tranquilo porque en mis planes ahora mismo no está el tener una relación contigo. Más adelante ya se verá, pero por ahora no. Y no porque tú no estés preparado, sino porque creo que no es el momento".

¿Estás mintiéndole a esa persona?

Pues claro que no.



Antes de iniciar una relación, hay que conocer a esa persona, tiene que haber pasado un tiempo, tiene que haber cierta intimidad, tienen que haber pasado sus cosas y por tanto, si eso no ha sido así, pues no tienes porqué salirte del marco de la realidad.

¿Y cuál es esa realidad?

Que no sois nada. Estáis juntos porque queréis conoceros, pero no es el momento de pensar en relación, por tanto es necesario que se lo digas abiertamente.

¿Por qué la gente no hace eso?

Porque tiene miedo de asustar a la otra persona o hacerle creer que no quiere nada con ella.

¿Y qué significa eso?

Que seguimos sin hablar asertivamente engañando a quien tenemos en frente.

Si, si...engañándolo.

Cuando no eres sincero y no hablas claro, es lo mismo como si mintieras.

He presenciado muchísimas personas que al poco tiempo de conocerse, ya están pensando en tener una relación de pareja.

Está bien tener un futuro en el que pensar.

Está mal juzgar la realidad bajo el filtro de ese futuro.

El futuro es que te gustaría tener una relación. Ok,....pero dejemos ese futuro ahí y no lo traigamos al presente.

¿Cuál es ese presente?

Que sois simplemente amigos con mayores derechos, que estáis conociéndoos porque juntos los pasáis bien.

Simple.

Todo lo que se salga de ese círculo, tienes que deternerlo, o fomentará el miedo de la otra persona y que todo se desvirtúe.

Para finalizar, quiero dejarte este video que sin duda te ayudará mucho a aclarar lo que hemos hablado aquí.




Creo que ya sabes un poco más sobre la importancia de no cometer este tipo de errores cuando tu pareja tiene filofobia o aparenta los primeros síntomas de tener miedo al compromiso.

Saber qué hacer y qué no hacer, es primordial, fundamental y lo primero a conocer.

Andar despacio, ralentizar la realidad y no salirse de ella, es el consejo primordial y básico que podría darte para tratar con personas que tienen este tipo de transtorno.

"Error número 1 que puedes cometer cuando tu pareja tiene miedo a enamorarse"

4 comentarios:
Deja tus comentarios
  1. Leo el articulo y me hago algunas reflexiones y consideraciones.

    He visto varios casos de esta fobia o miedo, y el articulo parece poner el énfasis en que solo la pareja de la persona con filofobia es la que va "demasiado deprisa", y en estos casos que he visto, en muchos de ellos la persona con esta fobia tambien iba deprisa. Era como si no fuera consciente de la que se le venía encima, como si pensara "me da ansiedad, pero será temporal, la superaré".


    Creo que en una gran parte, aunque no todo, estas cosas pasan porque la gente se quiere comprometer cuando no toca.

    Pero ahi tocamos otra cosa.... realmente el hecho de estar ilusionado con un futuro no es realmente un compromiso. Compromiso sería que al cabo de 2 meses de conocerse uno se fuera a vivir en casa del otro. ¿Quién no está ilusionado cuando se conocen dos personas y llevan algunos meses compenetrándose perfectamente?. Más que un compromiso temprano, que tambien, es una interpretación errónea de la situación, creer que hay compromiso cuando solo hay ilusión y ganas de que las cosas salgan bien, algo que todo el mundo desea.
    Tambien pienso en lo siguiente: que es el tema comunicación y su importancia. Las personas tienen sus propios ritmos de avance, unos quieren más rapido y otros más despacio... pero si ese hecho no es tema de conversación en la pareja, al final uno no respeta los tiempos del otro , y por culpa de la falta de comunicación al final llega el agobio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, en parte tienes su punto de razón. Esto no quiere decir que sea 100% culpa de la pareja de quien tiene filofobia por el hecho de querer ir más deprisa, sino simplemente por el hecho de no llevar el control.

      Y con esto me refiero también a cuando a la segunda cita ya empiezan a hablar de amor, pareja, compromiso, etc... y ambos colaboran en reforzar esos estúpidos pensamientos.

      Volvemos a lo mismo: Nos apartamos de la realidad y colaboramos a que nuestros miedos queden reforzados por nuestros pensamientos....¡¡TODO UN PELIGRO!!.

      Un saludo y gracias por comentar.

      Eliminar
  2. Segun he podido ver en su canal, la pareja tiene que saber ponerse totalmente en el lugar de quien tiene la filofobia. Pero me surge la duda de si somos nosotros, la pareja, a quienes nos entran los miedos, hasta que punto deberiamos comunicarlo? Ya se que la asertividad es muy conveniente en todas las situaciones en general y esta en particular, pero es una duda que tengo, si comunicarle este miedo o no.
    Gracias por su atención.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola:

      Normalmente por esa actitud de "pensar tanto", es por la que solemos acabar mal en muchos aspectos de nuestra vida. Es tan fácil como:

      -Siento amor: "Creo que estoy enamorado de ti"
      -Siento miedo: "Creo que la relación que tengo contigo me ha provocado un transtorno y miedo"
      -Siento alegría: "Me siento muy alegre cuando estoy contigo"
      -Siento algo: Comunico ese "algo".

      Es tan simple y sencillo que muchas veces se convierte en el secreto para ser feliz y vivir una vida menos "jodida".

      Sin embargo, ¿por qué no lo hacemos?

      Porque nos importa más la reacción de los demás, que nuestra propia esencia y estar en paz con nosotros mismos.

      La asertividad es super importante en todo.....EN TODO.

      Un saludo y gracias por comentar.

      Eliminar