Amigos con derecho a roce. El estado que siempre quieren las personas con filofobia

Main Posts Background Image

Main Posts Background Image

martes, 7 de mayo de 2019

Amigos con derecho a roce. El estado que siempre quieren las personas con filofobia



Quiero y a la vez no quiero. Quiero lo bueno, pero no quiero lo que se supone que eso bueno me traerá después....ese es el pensamiento inconsciente de las personas con filofobia o miedo al compromiso.

¿Estás en una relación con alguien con el que estás muy bien, disfrutas esos momentos, pero a la hora de avanzar, parece como si desapareciera?

¿Porqué las personas con miedo al compromiso, no quieren soltar a esa persona, pero tampoco quieren avanzar con ella?

Seguro que te has visto en una situación parecida, ¿verdad?

¿Qué sueles hacer en esos momentos? Pues lo que hace todo el mundo...estresarse y tirar la toalla.

¿Por qué? Porque cuando esa persona que tiene miedo da muestras de estar bien contigo, de quererte en ese momento, de pasárselo bien y de repente, le dices que quieres repetirlo y de repente desaparece, pues es algo frustrante.

En este post quiero que veas el porqué es tan importante para las personas con filofobia la figura del "amigo con derechos especiales" y cómo debes romper todo ese tinglado emocional para ayudar realmente a esa persona.

Que quiera estar contigo hoy, no quiere decir que vais a casaros ni a ser pareja


El tema de las etiquetas es algo que parece como una maldición.

Si está conmigo ahora, quiere decir algo  y parece que tenemos que catalogarlo en algún sitio, en vez de dejarlo fluir y disfrutar del momento.

Trabajo con personas que incluso tienen acuerdos sobre lo que pueden hacer o no, como si estar con una persona tuviera sus limitaciones en contra de nuestros deseos.

El principal problema es que no sabemos disfrutar del presente sin desasociarlo del futuro.

Si beso a esa persona hoy, quiere decir que la quiero y estoy enamorándome de ella.

Pues no.

Si estamos saliendo una vez por semana, eso quiere decir que ya somos pareja y que supondrá que tengamos que salir más veces, ¿no?

Pues no.

Que te diga que eres una persona muy especial para mi y que siento algo fuerte por ti, quiere decir que te quiero, ¿verdad?

Pues tampoco.

Y como no sabemos separar eso, pues hacemos de momentos muy buenos para avanzar con una persona, el momento para que el miedo coja fuerza.

Aprende a separar el presente del futuro. Sé asertivo ahora y separa el hecho de aquello que no puedes controlar, es decir, lo que pasará mañana.

¿Y cómo avanzo entonces con alguien que tiene filofobia?


Pues precisamente reforzando el presente y olvidándote un poco en el futuro.

¿Sabes cuál es la pregunta que más me suelen hacer las personas con las que trabajo después de experimentar un avance en su relación con alguien con filofobia?


"¿Y ahora qué tengo que hacer?"

(No tengo emoticonos en mi blog, así que aquí vendría el emoti de los ojos como platos)

¿Me estás diciendo que acabas de disfrutar de una cita con esa persona que tiene miedo...que habéis hablado, tenido momentos cariñosos, y muchas más cosas y quieres más?

Pues precisamente ese "quiero más", es lo que hace que el miedo salte tan pronto.

Reforzar el presente que estás viviendo con esa persona, es lo que hará que el miedo ahí no pueda posicionarse, y hará que el presente haga su trabajo, que es el que esa persona filofóbica reciba la orden de emitir pensamientos y emociones de esa realidad (una realidad libre de miedos disfuncionales)

Y ahora viene el problema


Y el problema viene cuando no sabes avanzar reforzando el presente, o mejor dicho....avanzas por encima de la realidad que estás viviendo.

Es entonces cuando aparece la figura de "amigos con derecho a roce"

Cuando ese presente debería ser el que ha sido hace una semana, por ejemplo, y hoy, por lo que sea, habéis acabado besándoos, acostándoos juntos y teniendo sexo (ya vimos el problema del sexo en personas con filofobia)

"Si, pero es que todo ha salido muy bien"

Ya....ojalá me digas eso dentro de unos días cuando la persona con filofobia procese la información y empiece a ver que ha avanzado demasiado rápido contigo.

¿Sabes lo que pasará entonces?

Pues que te buscará para repetir ese momento de "roce" de acercamiento físico, de atracción sexual.

Claro, tú creyendo que todo sigue yendo bien, pues dejarás que eso pase, y ¡¡bualá!!… te vuelve a decir en tu cara que esto no supone nada, ni quiere decir que haya nada entre vosotros.

Y entonces aparece la contradicción:


"Si no hay nada entre nosotros, ¿por qué tenemos ese acercamiento y acabamos acostándonos juntos?"

Simple...porque no has sabido trabajar la anterior realidad, que sí te podría haber ayudado a que esa persona mejorara en sus inseguridades y dejara de tener tanto miedo a avanzar.

Pero no....no sabemos trabajarlo bien.

Queremos más, no damos tiempo a que la realidad haga su trabajo...nos seguimos preguntando la estúpida pregunta de "¿y ahora qué?".....

Las personas con filofobia tienen la tendencia a crear un ambiente de confort en el que no haya una realidad moldeada a su manera.

Esa manera de moldearla se basa en pequeñas porciones de la realidad libre de miedos y de pensamientos negativos.

Es como que quiero lo mejor de ti, pero no quiero lo peor.

Es como si te digo que me encanta tener sexo contigo, pero no por ello voy a dejar de tenerlo con otras personas.

Es como si te digo que me gustan muchísimo tus besos, pero no voy a dejar de besar a otras chicas porque me guste besarte a ti.

Quiero lo que me hace estar bien y cómodo contigo, y no quiero lo que eso conlleva.

Al final esas relaciones acaban convirtiéndose en amistades con derechos extras, que fortalecen un bucle difícil de romper.

¿Te encuentras en una situación similar? ¿Y a qué esperas para romper ese bucle de una vez por todas?

La filofobia es algo que se puede corregir desde dentro o desde fuera...solo hay que saber cómo hacerlo.

2 comentarios

  1. Por lo que leo, deduzco que si la persona que tiene filofobia me dice de tener sexo cuando la relación está recién empezando lo mejor que debería decirla es que claro que me gustaría tener relaciones pero que no es el momento, porque tener relaciones y a la mañana siguiente salir corriendo no es algo que evidentemente quiera, ni yo ni nadie. ¿Seria lo correcto, o tal vez es demasiado directo o cortante?
    Por otro lado este artículo me hace reflexionar sobre si este perfil de persona no es muy de fiar, ya que puede ser que esa filosofía de amigos con derecho a roce la tienen tan interiorizada que incluso saliendo de sus miedos la sigan manteniendo. Es así o es una percepción mía errónea?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo correcto. ….. Y se que mucha gente se preocupa por ser "demasiado cortante"...yo me pregunto: ¿demasiado cortante para qué?.... ¿por miedo a herir su sensibilidad o sus intenciones que están fundadas en el miedo....

      Un abrazo y gracias por comentar.

      Eliminar

Error 404

The page you were looking for, could not be found. You may have typed the address incorrectly or you may have used an outdated link.

Go to Homepage