Las relaciones intensas...un síntoma de las personas que tienen filofobia.

 

Las palabras "hemos tenido una relación intensa" es algo que abunda en las parejas que han vivido filofobia o miedo al compromiso en alguna de sus partes.



De hecho, si te fijas en muchos comentarios de otros posts de mi blog, las propias personas describen que cuando han tenido un inicio de relación con alguien que tiene este tipo de miedos, la relación ha comenzado a una velocidad super sónica.

Intensidad por todos lados, velocidad a raudales, y mamporrazos gordos que se lleva todo el mundo.

En Barrio Sésamo decían: "Si vas rápido...¿sabes lo que te puede pasar?....¡¡Exacto!!, que te puedes caer antes y el golpe te dolerá más"

Lo que pasa es que en los días actuales, el hecho de frenar o llevar el control en una relación, se convierte en algo,....¿cómo podríamos llamarlo?....¡¡Ah, si!!, anticuado.

Bueno, allá cada uno con los golpes que se pega en su vida.

Yo tengo claro y la experiencia así me lo confirma, que si inicio una relación a 1000 por hora, y con una intensidad bestial, al final el miedo tiene más probabilidades de aparecer en las personas.

O en mi...o en la otra persona.

¿Por qué las personas con filofobia inician con tanta intensidad sus relaciones?


Ya hablamos en un post la importancia de ir más despacio en las relaciones....¡¡EN TODAS!!.

Pues en el tema de personas con filofobia, la intensidad es algo distinto y que también hay que valorar para trabajarlo de forma correcta.

Casi todo el mundo suele iniciar una relación sentimental de forma equivocada (a nivel emocional me refiero)

¿Cómo sabes que tienes una relación intensa?

Aquí algunas de las excusas típicas:


  • Conectamos muy bien
Mentira....conectas muy bien con tus expectativas y te enamoras de ellas. No puedes conectar ni bien ni mal con alguien con la que llevas saliendo dos días.

  • Coincidimos en muchas cosas
Mentira...coincides en muchas cosas con tus expectativas. No puedes coincidir con alguien a quien sólo has visto dos días (quien dice días, dice meses....para aquellos que se quieran autoengañar con el tiempo).

Y así podríamos hacer infinidad de excusas.

Crees que tienes ciertas cosas, pero en realidad lo que has hecho es coincidir en mayor o menor medida con tus expectativas.

¿Y qué pasa cuando alguien con filofobia ve que sus expectativas se pueden hacer realidad?

Pues que siente miedo.


Porque ya no puede jugar en un mundo en el que controla (el mundo de sus pensamientos), sino que tiene que hacerlo realidad, y eso ya cuesta más.

Por tanto, en la realidad intervienen también otros factores, como tu percepción de ti mismo, tu autoconocimiento, autoestima, etc...

Y eso ya no gusta tanto ni juega tanto a favor nuestra.

¿Qué debo hacer?


Me parecería curioso tener que enseñar que uno no se puede enamorar si no ha pasado tiempo suficiente.

Que no podemos convertir a esa persona en "alguien especial" porque hayamos tenido varias citas con él/ella y nuestras expectativas empiecen a coincidir.

Que puede que vayamos entablando una relación con esa persona y que nuestras emociones empiecen a mandarnos señales...pero, de ahí a intensificar la relación de forma anormal, pues como que no.

Y por desgracia, eso es lo que todos hacemos, hasta que llega el momento que nadie quiere en el que la otra persona te dice:

"Te quiero mucho, pero tengo miedo de enamorarme de ti y creo que no estoy preparado para tener una relación de pareja contigo. El problema no eres tú, sino yo"

Y como se dice aquí, se te caen los palos del chiringuito.

Se desmonta tu falso edificio.

Tu falsa relación de pareja, que en realidad nunca tuviste.

¿Qué debes hacer?

  • Llevar el ritmo adecuado
  • No saltarte etapas en la construcción de la relación
  • Ser plenamente conscientes de qué tipo de relación se está llevando en todo momento
  • Ser asertivos y frenar cuando sea necesario. Muchas veces creemos que por asentir lo que el otro dice y propone, estamos haciéndole la vida mejor.
  • Dejare de estupideces de "estoy enamorado" en la segunda o tercera cita
  • Dejar de pensar en tus expectativas ni dejar que te controlen generando emociones por su cuenta

No hay comentarios:
Deja tus comentarios