Reacciones de personas filofóbicas: No quiero hacerte daño

 

Seguro que si alguna vez has tenido una relación con alguien que tiene miedo al amor, al compromiso o padece filofobia en estado puro, el término: "no quiero hacerte daño" te resultará muy familiar, ¿a que si?.



Pues todavía no sabemos cómo hacer frente de la forma correcta cuando alguien nos viene con esta herramienta que no deja de ser una excusa más que nuestra mente utiliza para justificar nuestros miedos.

Si no quieres hacerme daño, ¿por qué me lo haces?


El concepto es que no podemos estar juntos porque si seguimos así, al final te haré daño.

Y esto lo podemos aplicar a cualquier situación más concreta:

  • No podemos quedar porque te haré daño
  • No podemos vernos porque al final acabaremos haciéndonos daño el uno al otro
  • No podemos ir a tomar algo porque te haré daño

Etc...etc..etc....

En fin, la excusa del momento, como si fuésemos animales que no se pueden controlar.

La mente de la persona con filofobia, realmente le dice que si sigue algo contigo, puede que después no salga bien y por tanto esa situación le obligue a tomar una decisión que te haga daño.

Algo más o menos así:

"Si salimos a tomar algo juntos (como amigos), al final te enamorarás de mí y cuando te enamores, tendremos que ser pareja, y cuando seamos pareja, tendré ciertas obligaciones y con dichas obligaciones quizás yo no esté preparado, y eso me hace mirar mis emociones y saber si merece la pena o siento lo correcto hacia ti, por lo que en ese momento tendré que decirte cosas o tomar decisiones que pueden romper nuestra relación y acabar sufriendo tanto tú como yo....ASI QUE MEJOR ME RAJO (es decir, me echo atrás) Y PARA QUE ESO ACABE ASI, MEJOR NI LO INTENTO"

Ese es el mensaje simbólico que pasa por la mente de la persona con filofobia (Algo parecido a cuando te muestra la excusa de: "No puedo darte lo que tú necesitas")

Una especie de: "si tomamos un café juntos, seremos pareja y como yo no estoy preparado para ser pareja, puede que luego tenga que romper dicha relación y si eso pasa, te haré sufrir".

Curioso lo que ocasiona a veces el tomar un café, ¿verdad?.



Ahí está precisamente el problema, en que la persona que padece este miedo, deja de tener contacto con la realidad y se guía exclusivamente por algo que cree que va a pasar si se toma ese café.

Es decir, asocia el salir un momento juntos, a tener una relación a largo plazo. El gran problema de pensar tanto y proyectar en base a nuestras expectativas.

Y por tanto, trae aquí a este presente, delante de la taza de café, una solución aplicable solo a cuando se está en una relación estable.

Y ahora mi pregunta: "¿Y por qué piensas que por tomar algo contigo, vamos a estar juntos?"

Pues ahí está el secreto.

El problema es que esa asociación es difícil de romper en alguien que tiene filofobia o miedo al compromiso, sobre todo si no sabes cómo hacerlo.

Por tanto, ahora otra duda que me viene: "Si no quieres hacerme daño, ¿por qué me lo haces ahora mismo?"

Es decir, la persona que tiene filofobia no se da cuenta de que precisamente está haciendo ahora lo que no quiere que pase en un futuro....¡¡HACERTE DAÑO!!.

¿Acaso no crees que diciéndome eso, no me estás haciendo daño?

Pues claro que me lo haces.

"Es que yo no quiero que sufras"

"¿Entonces porqué me cuentas chorradas del futuro? ¿No te das cuenta de que poniendo ese estúpido justificante, ya me estás dañando incluso más que si me dijeras que no quieres tener una relación de pareja conmigo?"

Pero para la mente del filofóbico, lo único que importa es la excusa, y dicha excusa es algo que percibe como positivo, es decir, que cree que lo hace por tu bien.



Es como si te tengo que decir que no (haciéndote daño en ello), para no hacerte daño (un daño que sucederá en el futuro por culpa de que no se ve preparado para tener dicha relación)

¿Pero quien te ha dicho a ti que vamos a estar juntos mañana?

Esa es tu labor si quieres hacerle ver a una persona que te sale con esta excusa, el hecho de que está enfocando mal las cosas y de que tiene un problema.

Tu objetivo es que visualice que hay una grandísima diferencia entre la línea del tiempo que está mostrándote él a la que estás mostrando tú.

Tú quieres tomar un café con esa persona ahora, pero esa persona con filofobia lo asocia al futuro y te trae aquí al presente, un problema que no sabe si pasará ni cuando pasará.

Y eso tienes que hacérselo saber.

¿Quieres que una persona con filofobia o miedo al compromiso, aprenda a ver que está enfocando mal las cosas? Aprende a ser asertivo y consecuente 100% con la realidad.

Muéstrale la realidad más pura y objetiva y probablemente empezará a mejorar en su enfoque de las cosas.

2 comentarios:
Deja tus comentarios
  1. Eso es lo que me pasa a mí siempre, o vamos a subir los dos, o no soy lo bastante para él. Quiero ir a un especialista, quizas podría ayudarme. También he pensado decirle abiertamente el chico que me interese, cuál es el problema, pero no se si es una buena idea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bueno que seas consciente y con la actitud de recibir ayuda. En caso que quieras tener consulta conmigo, entra aquí: http://bit.ly/primeraconsultamitadprecio

      Cualquier duda, me comentas.

      Abrazos.

      Eliminar